"Hablar de música es como bailar de arquitectura."

Es una frase que se atribuye a Frank Zappa, y que siempre me ha hecho gracia, entre otras muchas frases sin desperdicio de este personaje (no se me ocurre mejor término para definirlo) de la música de los 60's y  70's, sobre todo. De la música pero también de la cultura y de la vida de la época. Quizá antes de que se empezara a separar música y vida, y el éxito comercial empezara a ocupar demasiado espacio en la mente de algunos artistas. Quizá justo en el límite.

Frank es considerado una leyenda, un músico autodidacta y, a lo mejor gracias a eso, excepcional, que supo escapar de cánones y reglas preestablecidas para dar un paso adelante tanto en lo referente a la composición, como a la manera de tocar la guitarra eléctrica, a la grabación o a los arreglos.

También debió ser un tocapelotas de aúpa. Anti-religión, anti-ideologías, anti-hippies, anti-drogas, anti-punkis...se reía de todo y de todos con la mente rápida y afilada de los genios. Y eso producía cierto encantamiento masoquista a quien trataba con él.

Llamar a la música que compuso y grabó rock psicodélico realmente se queda muy corto. Tocó tal variedad de palos y usó tal variedad de instrumentos que escuchar sus discos puede resultar una experiencia en sí misma o un auténtico caos sin sentido, pero seguro que no dejan a nadie indiferente. Como tampoco sus conciertos, que empezaban siendo viajes musicales para convertirse en improvisaciones de los musicazos de los que siempre se rodeó con Frank dirigiendo a la batuta.

Por lo que cuentan, un auténtico freak inclasificable. Quizá uno de los primeros.

Hoy se cumple el aniversario de la muerte de Frank Zappa (4 de diciembre de 1993) y quería dedicarle una canción por ser uno de esos tipos especiales y chiflados, genio y figura, que nos caen bien. Una canción que bien puede ser un viaje lisérgico compuesto desde la más absoluta sobriedad. O puede que no.

Se la dedico de parte de toda esa gente festivalera a la que nos encanta bailar de arquitectura sin parar.

kboy

Camarillo Brillo by Frank Zappa
Gracias por compartir:

Comenta por favor!

Hay 0 comentarios hasta ahora. Añade algo ;)