Cosas que contamos

"Es el himno de nuestros campos, de nuestros ríos, de nuestras montañas, de la vida, tio, del mundo animal, grítalo bien fuerte, rómpete las cuerdas vocales." Son Tryo, un grupo francés de culto, percu, reggae, fuerza tranquila de la más insumisa de las cuatro Francias.

Si tenéis la suerte de verlos algún día en directo os mostrarán como, a través de esta canción, el público y los artistas pueden unirse para, gracias a la música, despertar lo más ancestral que llevamos dentro: la conexión con esa naturaleza que tememos tanto como añoramos, con esa Madre Tierra a la que abrazamos y agredimos como niños inconscientes, irresponsables, desagradecidos. Compramos, usamos, tiramos... "Siéntate cerca de un río y escucha correr el agua, y piensa: Al final de esto, eh!, está el mar, y te darás cuenta de que eso no tienen nada de efímero y de que tú no eres nada, como el que estuvo antes que tú o el que vendrá después".

Este es L'Hymne de nos Campagnes. Ellos son Tryo. Y esta es nuestra Canción de la Semana en el #DiaDeLaTierra.

 Dr. J
Metal Woman Murcia

Hace unos meses, durante el Rondafest entablé amistad con varias personas, llegando a ser un hermanamiento en toda regla con varias, como con Luis De De La Cuna A La Tumba, o una diminuta persona como Jennifer Grant, la cabeza visible de Vampire Prods. Y me presentó a sus niños, sus Wondercitos, una banda de Metal con toque cinematográfico llamado Wonder Once. Después de eso vino la crítica del disco, y asistir en directo a la presentación de dicho trabajo.

Pasó el tiempo y en una de las conversaciones mantenida por Messenger surgió una propuesta que me tomé como una broma “vente con nosotros a Murcia”. Yo me apunto a todo y dije que sí. Y así se quedó. Pero hace cosa de un mes, Jennifer acabó de planificar la logística de la banda para este evento, y me confirma que tengo un sitio reservado para acompañar la banda. Y me da más información sobre el proceder. Iré en la Furgoneta, con una parte de la banda (la otra va en otro vehículo), y les acompañare durante más de 24 horas durante su desplazamiento. Una oportunidad que no podía rechazar, y intentare reportar lo más fielmente posible después del viaje.

¡Pero seguro que queréis saber más sobre el festival!

Aquí la presentación del festival en Facebook:

""""""""""TODOS CON IRENE"""""""""""""
Andy Management se dispone a celebrar el 29 de Abril la segunda edición del Metal Woman Fest, con una entrada anticipada de 5 Euros y 7 en Taquilla. Este año todo lo recaudado en el festival (patrocinadores y entradas, tanto anticipadas como en taquilla) será destinado para IRENE, una pequeña de 8 años que estaremos encantadísimos de poder ayudar. Irene nació con parálisis cerebral severa, el día a día de la pequeñaja requiere de muchos medicamentos y artículos ortopédicos que económicamente es muy difícil de abarcar por su familia, con esta edición queremos apoyar a Irene y a sus padres y contribuir a que su calidad de vida sea un poquito mejor. Comprando vuestra entrada o haciendo vuestra donación en el número de cuenta de la fila cero estaréis ayudando a Irene en su día a día.
Esperamos vuestro apoyo y esperamos veros el 29 de Abril disfrutando con las 6 bandazas que os tenemos preparadas. Os recordamos que durante el festival tendremos muchos sorteos y durante el mismo os podréis hacer con vuestra papeleta por tan solo 2 euros.
Queremos agradecer a la sala Garaje Beat Club por todo su apoyo desde el principio que se solidariza con la causa y pone a nuestra disposición tanto el local como el equipo y personal del que disponen… y como no, estamos muy agradecidos a las bandas que forman este cartel, decir que todas vienen regalándonos su trabajo, sin ningún ánimo de lucro solo por y para ayudar a Irene, nos quitamos el sombrero con la solidaridad recibida.
Las bandas que forman el cartel de esta segunda edición son:


GLORIA AND THE MAD GANG/ KNABULU/ SEVENTH HELL/ WONDERONCE/ OBLIVION'S GARDEN/ Y ANNYSIA.


¿Quiénes son esas seis bandas? Una de las particularidades de las bandas es que cuentan con una cantante femenina. 

Wonder Once

Empecemos con mis amigos de Wonder Once, a quien mejor conozco. La joven banda acaba de estrenar su primer disco Freedom Odissey, se podría hablar de un concept álbum, pero prefiero llamarlo película musical épica, que cuenta la historia de dos hermanos que buscan a su padre (eso entendí) y durante el viaje se encuentran con brujas, dragones y hombres lobos. Un viaje lleno de maravillas, momento épicos, de horror y belleza. Destacaría la capacidad de componer y arreglar de Andy (batería y voz gutural y compositor de la banda), pero sobre todo la voz de Alicia, con un infinito de recursos desde voz clasica, a voz operístico… os aconsejo escuchar su disco.


La siguiente banda que conozco es Knabulu, la banda de Viking Folk metal nos ofrecerá un set lleno de fuerza, entrega. Esta banda tiene también una cantante femenina María acompañada a los teclados por Natalia. Nos presentaran su último trabajo “Voices of The North”, su disco más conseguido hasta la fecha. Knabulu nos invitará a escuchar esas voces del norte, con un estilo donde los acompañamiento de Acordeón, Flautas y teclados. Tengo curiosidad por escucharlos en directo ya que el disco fue grabado con un hombre, a ver cómo suena esos guturales salidos de la garganta de María. Además, en esta banda toca mi compadre Javi, un híbrido bastante extraño entre una mente privilegiada, y arrebatos de locuras extremas.

En cuanto a las demás bandas, pues tendremos al toque de locura con Gloria And The Mad Gang, una banda de Psychobilly genero que desconozco, así que me dejare sorprender por esta pandilla de locos.

Seventh Hell es una banda de Hard Rock liderada por Lory RoxX, su influencias son clara, el hard rock americano, a pesar de ser una banda bastante joven, han compartido escenario con pesos pesados de la escena nacional.

Oblivion’s Garden es una banda de heavy metal melódico, y visto sus influencias, que son muy mi gusto, pues solo me queda esperar una pura descarga de harmonías, y la voz de Estirva dominándolo todo.

Y para terminar Annysia, otra banda de Metal cinematográfico, con Demontia a la voz. La banda nos llevara al reino de Nephilim, en el que las hadas (llamadas Annysias) participan en el equilibrio del bien y del mal. Estoy ansioso por ver como se desarrolla esa lucha, y ver quien triunfa. Pero lo más probable que los triunfadores seremos nosotros en el público.

Aquí una presentación del cartel, atractivo, y si es por una buena causa, pues aun mejor.

¡Todos con Irene!
Mescouillesenskis
Guadalupe Plata surgió en la ciudad de Úbeda hace 10 años. El trío de blues pantanoso con influencias de rockabilly y rock’n’roll está a punto de lanzar su cuarto álbum a finales de este mes. Consiguen crear un gran ambiente en sus directos con su lírica surrealista y oscura, lamentos, gritos y psicodelia. Recibieron éxitos de crítica e importantes premios gracias al álbum homónimo de 2013.

Realizaron innumerables conciertos por distintas salas y festivales españoles, incluso giraron por parte de Europa, y llegaron también a actuar en México, Chile, Brasil, Argentina y EEUU.

En Festivaleros! tuvimos la oportunidad de charlar con Pedro de Dios (voz y guitarra), Carlos Jimena (batería) y Paco Luis Martos (guitarra y bajo) antes de su concierto en el Let’s Festival en la Sala Salamandra.



FESTIVALEROS!: ¿Cómo surgió Guadalupe Plata? ¿Estáis juntos hace unos 7 años?

CARLOS JIMENA:
Más, hace 10 años que empezamos. Empezó todo un poco como una frikada que montamos, que se llamaba Rocky Horror Boogie Show. Hacíamos versiones boogie y cantábamos temas propios, íbamos también un poco disfrazados con gorras y cascos de la Edad Media. Fue cogiendo un poco de forma la cosa y empezó a gustar bastante. Entonces empezamos a montar canciones y a cantarlas y cambiando el nombre por Guadalupe Plata.

F!: El nombre Guadalupe Plata por la virgen de Guadalupe, ¿no? 


PEDRO DE DIOS: Sí y como estamos haciendo música del demonio, fue una protectora que nos iba dando protección.  

F!: Dicen por ahí que tocáis un blues pantanoso, más como el blues de la vieja escuela. ¿Cómo podéis definir vuestra música?

 PD: Como has dicho, blues pantanoso. Bueno, somos un trío eléctrico, suena fuerte y demás, pero la base quizá de todas nuestras canciones están muy basadas en el blues Delta.

PACO LUIS MARTOS: Y músicas de las raíces también, un poco. Sí, el flamenco tiene un poco de influencia también.

F!: Sí, se siente el flamenco e incluso un poco de la copla. 

PL: Sí, un poco. El flamenco es el blues de aquí.

PD: Sí, pero se trata también de hacerlo tuyo y de darle también tu punto de vista, aunque está claro que coge música de Chuck Berry a Skip James o Son House o lo que sea. Todo esto lo pasas por un filtro y lo transformas también un poco. 

CJ: Quizás es no poner el límite, es decir vamos a hacer blues, no vamos a ceñirnos a una cosa… Por eso también es muy difícil de etiquetar lo que hacemos nosotros porque no nos concentramos mejor en una cosa, sino lo que dice Pedro, es dejarse llevar. De chicos, por ejemplo tuvimos un disco donde salieron los tambores de Semana Santa porque en nuestro pueblo hay mucha tradición de esto. No somos tampoco creyentes o practicantes, pero una cosa que de niño se queda ahí impregnada y al final te va saliendo. Hacer un poco lo que te da la gana y ya está.




F!: ¿Cuáles son las influencias que tenéis del blues y otros estilos, influencias del pueblo y de la música de Andalucía?

PD: Un nombre fundamental es Skip James, que es un blues de los años 30. Quizás muchas de nuestras canciones están impregnadas de este sonido. John Lee Hooker. Lee Roy.

PL: Hound Dog Taylor.

PD: Sí, Hound Dog Taylor. Incluso los Cramps, Jimmy Hendrix. Incluso Coltrane, Charlie Parker. También puede haber influencia de música rockabilly, rock ‘n’ roll, pero ya te digo siempre intentando llevarla al Delta, al lado más viejo. Bueno, eso puede ser un poco así de cabecera, los santos, nuestros santos.

F!: Cuando llegamos estabais acabando de tocar la primera canción del disco nuevo, 'Qué he sacado con quererte (a.k.a. Violeta Parra)'. ¿Ya hay fecha de lanzamiento del disco?

CJ: Sí, sale el 21 de abril. Iba a salir un poquito antes, pero hubo una especie de retraso.

PD: Fabricación, había cola.

F!: ¿Se va a llamar Guadalupe Plata? 

PD: Sí ¿Cómo lo has sabido? Jajajaja.

F!: ¿Podéis contarnos un poco como será este nuevo disco?

PD: Vamos a tocar otros palos, por ejemplo, el tema del single es un tema de Violeta Parra, de Chile. Bueno, para mí no deja de ser blues de otra manera, no es la estructura típica de blues pero tiene esa impronta de oscuridad, de quejido. Ella tiene esas letras también muy basadas en temas populares. Además, esa mujer ha recorrido las provincias buscando temas. Hemos cogido esa canción y no deja de ser quizás una evolución dentro de nuestros temas, el hecho de coger un folklore tan diferente.

Durante la grabación de parte del disco, yo he estado de pijamas, básicamente. Teníamos las camas arriba, con lo cual yo estaba en un estado anímico como muy tranquilo, muy relajado. Eso quizás también se haya reflejado en el tema de la voz, donde normalmente suelo sacar más demonios de ella. Sobre todo porque son canciones que básicamente hacemos en ensayo, pero cuando estás en pijamas, con bata y eso, quizá el estado baja a otro nivel. Lógicamente tampoco hemos perdido esa otra fuerza del principio, pero sí que se añadió temas con un matiz quizás más suave, pero con veneno. No se trata tampoco de una cosa de morirse de sueño.

PL: Luego un poco más la producción, los arreglos… Antes hacíamos un disco en dos o tres días. Ahora lo hemos hecho en un par de semanas. Metiendo arreglos, perdiéndonos un poco más. Por una parte no sé si se ha perdido la impronta de la primera vez que se hace algo, pero por otro lado ha ganado mucho con arreglos de percusión, de otra guitarra. Ver la cosa con más tiempo.








F!: ¿Es como los otros que grababais en directo?

CJ: Sí, se grabó así también. La fórmula es la misma porque tampoco entendemos hacerlo de otra manera. Estamos todos tocando, como dijo Pedro, en un estudio que tenía una habitación diáfana y los cuartos estaban arriba. Entonces, nos poníamos a tocar y lo íbamos arreglando, pero siempre todos juntos. Luego, también creo que lo que es importante es el tema del estudio y de Raúl, el técnico que ha trabajado con nosotros.
Él ha tenido mucha implicación también a la hora de nosotros explicarle la idea y desarrollarla. Creo que se ha generado más ambiente acústico, hemos conseguido a lo mejor una especie de ambiente fantasmagórico en toda la grabación, que viene de una idea que se ha desarrollado, en gran parte gracias a Raúl. Hemos conectado muy bien con él. 

F!: ¿El estudio está en Granada?

PD: No, en Sevilla, en una urbanización, en una casa. 

CJ: Torrequinto. La Mina se llama. 

F!: Me acuerdo de la anécdota de vosotros en la tumba de T-Model Ford con las hormigas rojas, en Misisipi, que dio origen a la portada del último disco. ¿Podéis contarnos una anécdota de algún viaje o concierto que hicisteis por allí?

PL: Cuéntale la de la pieza de submarino que es muy graciosa. 

CJ: Cuando fuimos de gira a Inglaterra, enviamos una batería en una caja, que era la mitad de esta mesa, una caja con la batería. Cuando llegamos al aeropuerto, nos pusimos a revisar si había llegado todo y no estaba la caja. En su lugar había una cajita pequeña así de madera, que se supone que era lo que había llegado en vez de la batería. Y claro, yo me pillé un rebote. Me cabreé un montón porque estaba perdida la batería, no sabíamos qué pasaba.
Abrimos la caja, porque iba con tornillos, era una caja de madera. La abrimos y Paco sacó unos cristales así muy gordos y luego la cerramos. Kenny, que vino con nosotros y nos acompañaba, se puso en contacto con la empresa de transportes y resulta que eran unos cristales de un submarino. Nos habían enviado los cristales de un submarino, que iban de Suiza a Alemania y habían acabado en nuestra furgoneta. Parece que costaba un dineral.
Tuvimos que hacer un intercambio en un hotel a las seis de la mañana porque ellos querían recoger la caja de los cristales y luego nosotros ya iríamos a recoger la otra. Le dijimos que eso nada o cambiamos las dos cajas o nada. Entonces a las seis de la mañana en un hotel allí en un pueblo de Inglaterra con la furgoneta, ‘¿Esa es tu caja? Sí, sí.’ Hicimos el intercambio y se fue la furgoneta y ya está. [risas]. La verdad es que fue la hostia, vamos. 

F!: ¿Y todo bien con la batería?

CJ: Sí, al final todo bien con la batería, apareció, como la caja costaba dinero, la batería apareció en un momento. 

F!: ¿De dónde viene esta guitarra? ¿La compraste así o la fabricaste?




PL: No, la he hecho yo. Era un tipo de guitarra que hacían los negros para tocar blues. Es básicamente una caja como esta de madera, para puros, para bebidas. Una caja de madera que le ponían un mástil, unas cuerdas y poco más. [Toca un poco la guitarra] Claro, lo que pasa es que no tenía trastes porque ya es más complicado. Entonces se tocaba más como slide guitar. [Toca la guitarra y a la vez desliza una botella de cristal por el brazo de la guitarra] Un poco en ese rollo. 
Entonces, pues, reivindicarlo y también decir que no necesitan grandes instrumentos para hacer música. Gente que toca con un tambor y un palo como el hombre primitivo. Está muy bien una batería, pero al fin y al cabo es una cosa muy primitiva. 

CJ: Sí, la primera música. 

F!: ¿Has traído el barreño también?




PL: Sí, el barreño también. El barreño era como un contrabajo que hacía la gente que no tenía dinero para tener un contrabajo. No solo lo hacían en EEUU, también en Inglaterra, España, en muchos sitios porque los instrumentos valen dinero. Cuando va enfocado a música de raíces, músicas de pueblos, sobretodo música de trabajadores, de gente que no tiene recursos. Por eso, el flamenco [empieza a cantar y tocar las palmas], una botella de vino, el cante y ya está. 

F!: Para finalizar, ¿podéis hablar un poco de la escena de Jaén y de Andalucía en general?

PD: En Andalucía hay varias bandas sonando. Pájaro, los Pony Bravo. En Úbeda están ahora los Tsunamis, los Ataúdes, que montó Carlos ahora, está muy bien. Los Harakiri, Elemento Desierto. Luego también hay otro grupo en Sevilla, la Milkyway. Bueno, estaban también en Málaga los Hollers, un grupo de blues también muy importante y ahora pionero porque no había tampoco mucha gente haciendo eso, hablo de hace 10 años o así. Niño de Elche, una cosa ahora curiosa de flamenco y más cosas. Lo que pasa es que en Andalucía hay una escena del movimiento indie que acapara mucho. Bueno, al final la gente manda y es lo que atrae, ¿no? Pero, por encima de esto, hay un movimiento underground muy interesante que ofrece otro tipo de música que no sólo el indie pop y esas cosas y creo que está bien. 

Adriana Cordeiro
Fotos: Vincent Bernat


Hoy se ha publicado en nuevo disco de Guadalupe Plata que podéis escuchar aquí

Entrevista a Kase.O

Teníamos muchas ganas de conversar con Javier Ibarra - Kase.O de la manera que lo hicimos, tranquilamente, y de analizar con él parte de su trayectoria, el hecho de haber crecido paralelamente conectados por el rap y sus sensaciones después de que el nuevo disco, El Círculo (2016), ya esté más reposado y la gira de presentación haya resultado ser todo un éxito.

Agradecemos su tiempo y gran disposición a Kase.O y las gestiones de la agencia Promociones Sin Fronteras, para hacer posible esta charla.

Reflexionamos con Kase.O sobre el artista y la relación con su público, sobre el rap, el crecimiento personal y vital. Un viaje por el tiempo y el espacio, por el arte y el talento, desde Zaragoza a Madrid pasando por Colombia.

F!: Has dicho en entrevistas que en Colombia estabas bastante aislado. ¿Volver de Colombia a Zaragoza fue volver a sentir esa presión que te agobiaba?

Claro, un poco sí, también coincidió con el lanzamiento del disco que es una vorágine acojonante. Yo venía de vivir en el campo, en la montaña y lo que dices, volver a la realidad y con un lanzamiento de por medio pues fue un subidón. Una temporada muy estresante con muchas cosas que hacer, mucho trabajo, de venir de una vida contemplativa y proceso creativo muy duro, pero no dejas de estar aislado. Ahora también el contacto con la gente en los conciertos, cómo ha gustado el disco y despejar todas esas dudas que tenía, pues me tiene muy contento claro.

F!: ¿En Colombia has redescubierto lo que hablamos siempre que había aquí en los 90 en la escena rap, esa sensación de comunidad?

Si existe, pero es como aquí también, esa "unidad" no ha sido nunca cierta, siempre hubo batallas entre bandas y siempre se habló mucha mierda unos de otros. No es fácil tenerla. Es un objetivo y uno de los pilares del hiphop por ser de donde viene, por venir del Bronx, por la situación de bandas que tenían allí. Fue un milagro cuando consiguieron hacer la paz las bandas en el Bronx, eso se quedó como un hito y un ejemplo que, bueno, lo llevamos en esencia los raperos pero muchas veces también es difícil convivir con la arrogancia y surgen los piques y no hay tanta unidad como quisiéramos. Pero no sólo en América, en España también se hablaba y se habla mucha mierda y no es todo paz.

Pero sí que encontré mucha esencia, más que unidad... es ese amor al arte, el amor al hiphop, esa militancia que sí que teníamos en los 90 y eso sigue allí vigente. Es muy underground todo, hay que lucharlo mucho todo y se vive todo el hiphop con mucha intensidad a diario y 24 horas al día.

F!: Me sorprende la naturalidad con la que hablas de los momentos duros allí, la depresión, tanto en el disco como en las entrevistas, ¿te sentías obligado a explicar el porqué de un disco que iba a ser diferente?

Bueno, no obligado, pero las propias preguntas de periodistas o de la gente al escuchar el disco me llevaban por ahí. Ha sido muy protagonista la depresión en las entrevistas, aunque el disco es ahí más variado, pero la prensa es lo que más ha resaltado, la depresión del proceso creativo. Pero no es que estuviera yo justificando, las propias preguntas me hacen hablar de aquello pero vamos, que ahora lo veo muy lejano y además no ha sido la primera, vamos que ya sé que se pasa y vuelve todo a la normalidad, al final son tiempos raros.

Ahora estoy muy feliz con mi arte y antes no lo estaba tanto

F!: ¿El artista está obligado a desnudarse en su obra, a ser sincero?

Esto ha surgido en esta etapa porque realmente, si se me puede llamar artista, tampoco he sido tan sincero en veinte años. He estado rapeando sobre competición, sobre esta cosa del ego, que primara la rima más que el sentimiento. La gente no me conocía, no sabía nada de mí. Ahora sí que...no lo veo como una obligación pero sí que estoy muy feliz con mi arte y antes no lo estaba tanto. No estaba tan seguro de él. No dejas de hablar de ego, no dejan de ser rimas bonitas o técnicas guapas, pero no estás lleno con tu arte. Y ahora que he hecho lo que he querido, con estéticas que se pueden discutir, estoy más contento que imitando a los americanos entre comillas, ¿me entiendes?, por así decirlo. Me he arriesgado y era una necesidad después de veinte años sin dar la cara pues ya me tocaba en el disco en solitario.

F!: ¿Qué papel juega el hecho de publicar en ese proceso? Haces tu obra, eres sincero, te sientes contento... luego lo publicas para millones de personas.

Ese papel es el gran enemigo del artista, no saber si lo estás haciendo por ti o porque se va a publicar.

Entonces esa batalla fue una de las que tuve durante el proceso, el por qué hacía el Círculo, porque ya me obligaba el público o porque tenía necesidad. Esa pregunta me amargó durante meses. El decir... ¿estás haciendo esto para cumplir? Era una sensación que tenía... ¿buscas ritmos para cumplir? Hasta que poco a poco vi la luz y encontré la solución que fue esa, ser sincero y hacer mi propia música y no imitar los cánones que llevo imitando desde hace tiempo... que lo sigo haciendo y me sigue gustando pero quería hacer música nueva, cosas que nadie hubiera hecho y ese reto es el más jodido para un artista porque está todo hecho.

Entonces pues empecé a luchar por esa idea, quedarme contento, se va a publicar, lo va a oír todo el mundo, es el disco más esperado del rap español y todo lo que quieras pero el que te tienes que quedar contento eres tu tío, vuelve a jugar, vuelve a sentirlo como una maqueta. Si te das cuenta el disco está desnudo, las instrumentales que he aportado yo son como de una maqueta, dos acordes... minimalismo puro, ¿sabes? Y esa fue mi solución.

No puedo hacer cosas que no vayan a gustar.

Pero me gusta tu pregunta. ¿Para qué hace el artista su movida no? Si eres un ARTISTA, esa gran palabra, y si tienes que expresar tu sentimiento puro, en realidad esa es la meta del arte, o bueno o comunicar con el espíritu o todo lo que quieras... ostias!, ¿pero entonces qué? Te tiene que gustar, te ganas la vida con eso, no puedes hacer una mierda super-rara, tienes que pensar que la gente lo espera... si no, no lo hubiera sacado.

Soy un artista con veinte años, se cómo va todo, no puedo hacer tonterías. El disco es una locura en sí pero no puedo hacer cosas que no vayan a gustar. Mi canon estético también es muy alto, muy pulido. Partiendo de ahí entiendo que a la gente le va a gustar porque mi nivel de exigencia es máximo. Luego si no te gusta es cuestión de gustos pero me he dejado la piel.

Entonces dices, venga lo voy a enseñar. Porque muchos artistas buenos no enseñan su vaina y a mí me estremece eso. Gente en su cuarto creando música o lo que sea y nunca lo enseña y digo ostias! qué bello tío, qué puro... porque si lo piensas no deja de ser perverso el enseñar el arte, en realidad.

F!: Sí, es una paradoja bastante grande.

Sí pero bueno, tienes que vivir también, luchar con contradicciones, con muchas mierdas que te has creído durante años sobre el arte y sobre las personas y al final hacerlo todo más fácil, porque cuanto más limitas tu arte, más complicado, y cuanto más radical eres en tus pensamientos... luego para salir de ahí fíjate, igual son pensamientos equivocados, ¿sabes? Entonces es un proceso de todas las personas, educarse a sí mismo y saber lo que es bueno para uno y lo que no.

F!: En ese proceso, que va acompañado de la edad, ¿se pierde la rabia necesaria para hacer ciertas canciones, incluso para escucharlas y cantarlas?

Sí... supongo que la energía es distinta cuando tienes 18 a cuando tienes 36 o 40. Tienes que ser sincero. Si ahora hablo de beber litros en el parque, es evocando un sentimiento y una época, no es que lo esté haciendo ahora. Ahí sí que puedo tirar a mi rabia y mis tiempos jóvenes. Pero hay que ser sincero, y los pensamientos cambian. Ya no eres tan radical como cuando tienes 18, que crees que tienes la verdad absoluta y que puedes luchar por una idea encegao, pues cuando tienes el doble de edad has visto las dos caras de la moneda y hay que verlas, no todo es blanco y negro.

Así que claro, mis afirmaciones en los discos ya no son ni groseras ni rotundas, es todo mucho más cósmico y plural y no soy tan radical porque la vida te va enseñando a que... ostia! esto también es mentira, pues aquí me tengo que buscar mis propias verdades, ¿no?. Y cuando eres joven te las inventas y las defiendes a muerte porque es lo que tienes que hacer.

Entrevista a Kase.O




'Ballantines' para mí es adolescencia pura

F!: En esa línea, ¿has quitado 'Ballantines' porque seguirla cantando es una especie de condena?

En esta última gira la hemos suprimido como experimento... que es muy fuerte que en un concierto de Kase.O no suene 'Ballantines'. En festivales igual la meto más, no sé.

Ha habido que hacer una criba muy hardcore, no puedo cantarlas todas y Ballantines como estaba muy trillada pues la he quitado y nadie se ha dado cuenta. Así que no me jodas [risas...]. En uno de los sitios sí que se pusieron a pedirla pero en el resto yo creo que ni se han dado cuenta.

Pero bueno la canto con mucho cariño, la hice con 15 años y me flipa y sé que a la gente le pone las pilas y le pone feliz y la canto supertranquilo. Para mí es adolescencia pura.


Si no hay ritmo yo no escribo. Y no es que sepa escribir bien ni nada. Yo sé rapear bien.

F!: ¿Sientes que tienes un don para escribir desde pequeño?

No tanto realmente, nunca lo he pensado así. Ni siquiera escribo todos los días ni es una gran pasión para mí [risas] realmente. Me da mucha pereza y lo hago no sé por qué, seducido por el ritmo, ¿sabes? Si no hay ritmo yo no escribo. Si no hay canción, no escribo por escribir: Si no hay un motivo, un final para eso, un algo... pues no escribo. A ver, escribo, evidentemente, pero frases sueltas, ¿me entiendes? No es que sepa escribir bien ni nada. Yo sé rapear bien. Sí, para el rap puede que tenga un don, para entenderlo, para saber leer los ritmos, pero escribir en concreto no es mi gran diversión, prefiero dibujar incluso. Me relaja más.

Y me lo propongo eh!, me obligo, me gustaría tener un diario porque además no tengo memoria, no me acuerdo de nada... pero nada macho, imposible. Y me da vergüenza que alguien lo lea entonces ya no lo escribo, porque fíjate pierdes el móvil o pierdes el cuaderno y... yo qué sé co! Entonces, no tengo una gran pasión como escritor.

Lo hago si tengo una canción en mente o con algo en concreto... pero me produce estrés ahora, después del proceso creativo ahora me produce estrés ver un cuaderno.

F!: De hecho se ve el disco también muy orientado a la música, has hecho algunas canciones, y hay varios pasajes instrumentales, más de lo esperado en un disco de rap.

Bueno, aún podría haber más eh! Podría haber muchos más pasajes musicales, 'Triste' tiene esa cola musical y alguna más por ahí. Su solito en 'Mazas y Catapultas'. Es mi evolución después de haber trabajado con los jazzistas [N.E. Jazz Magnetism] pues ahora ya sé que existen los puentes, que existen los momentos de musicalidad y cosas que antes no te proponías a la hora de hacer rap. Era un scratch, estribillo, rap y fuera.

Ahora que soy más mayor, me tomo mis licencias y mi público me lo permite así que me marco mis momentillos musicales ahí, sí.

F!: Sobre la canción 'Mazas y Catapultas'. ¿Qué es lo más raro que te han dicho?

Así raro tampoco. A la gente le hace gracias y le gusta bastante.

'Mazas y Catapultas' es una canción que pertenece al género surrealista

F!: Para mi tiene una influencia latinoamericana muy clara.

Totalmente, la veo muy latina. La veía latina y jamaiquina un poco. Estaba escuchando mucho a la banda "Cultura profética"  y creo que se me pegó un poquillo en el subconsciente y tal y un día apareció en el estudio. Se me volcó eso. Y con los músicos les dije que quería algo así más tropical y Tino di Geraldo, percusionista de flamenco y por ahí, hizo un ritmo bereber y me la coló como alternativa al jazz latino, o a la cumbia y esas vainas que ya están más vistas. Así que ese ritmo no era tan oportunista y entonces el latinismo está camuflado porque Tino la llevó a cuando baila esta gente en las bodas y eso, la llevó por ahí.

Tiene algo de colombiano también, el bajo que metió Colina... le ponemos un ritmo bereber y el tío lo oye colombiano. Una canción que pertenece al género surrealista por todas esas mezclas y casualidades que se dieron.

F!: En una playlist de Gorka de Berri Txarrak con lo mejor de 2016, incluía 'Yemen'. 

Gorka es amigo, nos conocemos, nos siguen y nos quieren mucho. Ellos y S.A nos escuchan y nosotros a ellos...no todo es rap, también escuchamos guitarras y eso [risas].

F!: Después del jazz, ¿te has planteado tener una banda de rock?

No tanto como plantearlo pero sí que me gusta la caña y por ahí, y sería bonito. Ya hicimos el concierto con S.A ensayando cuatro o cinco canciones y fue una colaboración atronadora la que hicimos, es una energía más potente incluso que la del hiphop. Pero formar bandas y experimentar y tener mis caprichos es porque lo vivo, por jugar.

Kase.O, El Circulo, Disco de oro


F!: ¿Cómo te planteaste llevar el estudiado orden del disco al directo?

El orden del concierto está psicológicamente estructurado para jugar con las energías de la gente, subir, bajar, clímax, anticlímax, etc... Todo está pensado. También nos llevó nuestro tiempo, de extirpar canciones que no entraban y conforme avanza la gira pues unas irán saliendo y entrarán otras. Pero si está estructurado, llevo 20 años subiéndome al escenario y se más o menos cómo se tiene que estructurar un bolo.

F!: Supongo que tu relación con la canción 'Basureta' habrá cambiado desde que la escribiste hasta grabarla hasta ahora que la cantas en directo delante de todos.

'Basureta' me gusta mucho hacerla en el concierto. No es que me la escuche cuando oigo el disco, pero en directo es un momento muy guapo, lo visualizo todo como fue, la canto con los ojos cerrados también para no olvidarme de la letra y eso, pero es como si estuviera en el momento que viví, ¿sabes? Es una letra muy especial la verdad.

F!: Mirada al pasado. Con Violadores, por ejemplo en la época del 'Vicios y Virtudes', ¿os planteabais cómo ser un rapero de más de 30, si se puede estar toda la vida haciendo rap?

A ver es que para mí los años son una medida de tiempo que tampoco es tan larga, para mí pasan muy rápido. Y tampoco te da tiempo a plantearte eso, ¿sabes? Pum, de repente tienes 35 palos y estás haciendo un discazo, el disco de tu vida y he acabado ahora y ya estoy pensado pues a ver lo próximo que hago... no pienso en retirarme y no pienso lo que haré con tantos años...

Lo tengo muy cercano el 'Vicios y Virtudes', a eso me refiero, es como que no ha pasado tanto tiempo para mí, sigo siendo muy rapper y eso no cambia. Sigo teniendo mucha inquietud creativa y ganas de hacer cosas. Así que ni me lo planteo. ¿Y con 60 o 70? Pues estaré ahí metido en alguna vaina, de canciones o de otra cosa.

F!: Elígeme alguno de tus párrafos preferidos fuera del círculo.

En una canción que se llama 'Presente'. Ese cacho está to guapo, es de mis preferidos, aunque ahora no lo estoy haciendo en concierto. Le tengo cariño a 'Información Planta Calle' que está bien rapeado y hay buen mensaje ahí. Tampoco estoy muy contento con muchos pero esos dos los podría defender eternamente, dentro de diez años los cantaría y estarían vigentes.

F!: Conocer a PMD tuvo que ser un subidón... y si me dices que te lo traes al concierto de Madrid en Diciembre lo publicamos en exclusiva.

Fue una locura ir a NYC a conocer a Parrish. Fue una aventura porque me lo hice yo solo todo con mi novia. Nos preparamos el viaje, contactamos con él, contraté allí las cámaras, la furgoneta, cosas muy locas que no había hecho ni en mi país y me fui a Nueva York a hacerlas, ¿sabes? Y habíamos quedado en un parking, en un descampado por ahí en Long Island... llegamos y ahí pum! todo el muñeco, supermajo, un rapper, lo que decías tú de con cuarenta y tantos pues este los tendrá seguramente y vamos, con su capucha, sus botas Timberland, un puto totem tío. Para mí ya que aceptara grabar ya fue la polla, que mandara ese cacho tan guapo y luego ya conocerle, y le vi en Madrid cuando vinieron... pues fue muy raro para mí, seguimos escuchando sus discos y digo... si a este gachó lo conozco yo co, si me he hecho un tema con él... y no me lo creo, ¿sabes? Forma parte del mundo de los sueños.

Eso que has dicho de Madrid no te puedo dar la exclusiva, pero bueno no me importaría. También es sopesarlo porque para hacerse una canción traértelo con todos los gastos y tal, no sé, es un poco raro, a no ser pues eso, que se venga y se pase una semana aquí, esté con nosotros y sin más. Pero que me lo planteo eh! También es que a la hora de traerlo... porque somos muy humildes, pues no tengo tanta gente para cubrir las necesidades de una estrella, ¿me entiendes? Te lo traes aquí, quién lo cuida, ahí hablando en inglés todo el rato... no sé, una cosa es ambicionar y cómo lo consigo pero sólo de pensarlo y tal pues ya dices, jó es que es una liada! y es un día de un concierto muy gordo para tener que estar pendiente del gachó y todo eso.

Claro, no es tan fácil como decir venga! Es viaje, alojamiento, transportes y cuidados y son responsabilidades, tienes un palacio de deportes lleno y quieres estar lo más tranquilo posible pero... no lo descarto [risas].

F!: Para terminar, cuéntame algo que no mucha gente sepa de Kase.O

Jodo, déjame pensar... espera, que te quiero dar algo así guapo.. Pues que me encantan los cantos gregorianos y que escucho new age. Esa es la música que escucho yo.

kboy


  'El Círculo' explicado por el propio Kase.O

El Círculo de Kase.O


En la charla que tuvimos con Kase.O aprovechamos para hacer un repaso del orden de las canciones de "El Círculo" y los razonamientos del mismo. Esto nos contaba Javier Ibarra sobre la estructura de su disco de Oro.

Kase.O:

Pues a ver si me acuerdo con los razonamientos...

Empieza con la "Intro", ¿vale? Es como medieval, alguien que vuelve de una batalla sangrienta. La continuación, la dos la tenía clara, "Esto No Para" para que el comienzo fuera bien cañero. Tenía claro que tenía que empezar con las más cañeras que tuviera.

Después viene "Yemen", que está ahí por su color y porque es rapera. También quería que empezara el disco bien rapero, ¿sabes?. Luego ya después del inicio, con "Triste" pues empieza una serie de sentimientos melancólicos junto con "Guapo Tarde". Esta se une con "Viejos Ciegos" porque es la misma época pero la cara luminosa, la cara de la diversión mientras que "Guapo Tarde" es la cara del trauma y de la mierda, ¿no?.

Interludio, "Quieren Copiar", para que respirara el disco.

Luego "Pavos Reales", seguimos en la fase del rap antes de las canciones románticas, las baladas y las rarezas.

Luego viene "Sexo". Ahí quise hacer en la mitad la trilogía del amor, que llamo yo. "Sexo", la primera noche de contacto. "Mazas y Catapultas" que es cuando después de esa noche te quedas tocado y la quieres volver a ver. Y "Amor Sin Claúsulas", cuando ese amor se desarrolla y es un amor maduro, sincero.

Se cierra el paréntesis del amor y volvemos al rap con Violadores, con "Rap Superdotado", que también podría haber estado más arriba para que fuera más rapero el comienzo, pero buebo volver a la tierra un poco, el hardcore después del amor.

"Repartiendo Arte" despide el disco antes del gran drama, como preparándote mentalmente para "Basureta" que son 6 minutos de letra introspectiva y muy intensa.

Y ya está. La "Outro" para que no se quedara el disco con semejante dramón pues termino con algo positivo. La despedida y agradecimientos y cambiar la energía hacia más lo que soy yo, lo que yo represento: la esperanza y el amor.

No fue difícil, lo pensé mucho tiempo pero lo hice fácil realmente.

El Círculo de Kase.O

(Se nos olvidaron Booty Song y Risoterapia...)
losfestivaleros.com

Cómo pasa el tiempo! Parece increíble que hayan pasado casi seis años de aquella tarde de junio allá por 2011. Lo recuerdo perfectamente... una comida entre amigos, una broma a un novio, una habitación de hotel, cine de barrio en la 1 y una peli de Marisol. Y entonces... la frase: "Y si montamos una web para hablar de nuestras paranoias en los festivales?"

Ahí empezó todo. Tres festivaleros en la penumbra dispuestos a liarla sin necesidad de excusas: Un doctor al que le habían inoculado el virus festivalero en un vaso de calvados, un informático con la música corriendo por sus venas mezclada con algo de cerveza y un periodista adicto a la buena música y al whisky barato. La música y los festivales fueron el hilo conductor para embarrarnos en Glastonbury, amanecer en Sziget, despertarnos jugando al "air-ball" en Roskilde, calarnos hasta los huesos en el BBK o salir de un pogo en Viñarock. Juntos, los tres festivaleros... "Todos para uno! Y cerveza para todos!" 


Somos Festivaleros!


Pero no hemos estado solos, a lo largo de estos años se han ido sumando festivaleros a esta aventura. Ergo aterrizó en nuestro campamento por obra y gracia del Robe y una encuesta sobre Extremoduro. Con ella se trajo a Oihana cámara en mano. De un árbol de Obuda nació Adriana, vino para conocer a Che Sudaka y se quedó en el campamento con nosotros. Y como manda la tradición también se trajo un compañero, también artista multifacético, Vincent. Con sus camisas floreadas y su sombrero festivalero Miguel nos deleita en el campamento con las mejores playlist. De las entrañas del infierno del metal nació Mescouillesenskis una mezcla de artista-periodista siempre con los cuernos en alto. Y el último en aterrizar en el campamento festivalero ha sido Manu, padre de la princesa de Sziget y dibujante espectacular. Suyos son los nuevos diseños de Festivaleros! Junto a ellos otros muchos que de una u otra manera han ido colaborando y ayudando a que hayamos llegado hasta aquí. Y muchos más que esperamos recibir.

Y aquí nos encontramos, afrontando un nuevo cambio. Dispuestos a seguir creciendo, a seguir mejorando y a seguir contando las cosas al estilo Festivaleros!, con el alma, con el corazón y poniendo un poco de nosotros en todo lo que os contamos. Queremos seguir avanzando y os necesitamos a todos, con vuestras críticas, vuestras ideas y vuestra compañía. En el campamento festivalero siempre hay sitio para todos.

Somos Festivaleros!

Le hemos dado un nuevo aire a la web. Nueva imagen, nuevos diseños, un lugar donde podéis pedirnos nuestro "merchan" para sentiros aún más Festivaleros! Pero lo más importante, mantenemos la misma filosofía que nos ha traído hasta aquí.

Nosotros lo hemos hecho con el mismo cariño de siempre. Esperamos que os guste y esperamos veros por aquí.

Salud y música!

Festivaleros!

Avanzamos...