Cosas que contamos

[Actualización 12/11/2020] COMUNICADO DEL FESTIVAL ACERCA DE LA CANCELACIÒN

En estos tiempos tan inciertos nos ha llegado una buena noticia: El WOMAD de Gran Canaria  vuelve y se llamará WOMAD Burbuja. Será una realidad en Las Palmas de Gran Canaria del 19 al 22 de noviembre de 2020.

La organización valora el esfuerzo institucional por sacar adelante el festival en el año más difícil para la industria de la música en vivo y los eventos y su celebración será un punto de inflexión en la recuperación del sector.

Ya estuvimos disfrutando de la gran calidad de la programación del Womad Gran Canaria en 2018 y 2019. Este año volveremos a disfrutar  de conciertos de una treintena de artistas internacionales, nacionales y locales en tres escenarios burbuja en el Parque de Santa Catalina y su entorno.

En los próximos días se dará a conocer la programación artística del festival que convertirá un año más, y este de forma muy especial, a Las Palmas de Gran Canaria en el epicentro de las músicas del mundo en otoño.

La cita musical, que llega a su edición número 22 en la capital grancanaria, seguirá un exhaustivo protocolo de seguridad sanitaria y el público accederá a los conciertos de forma gratuita con inscripción previa. Los aforos estarán limitados. Asimismo, se diseñarán circuitos específicos y diferenciados de entrada y salida para los espectadores en cada uno de los escenarios con la finalidad de agilizar los accesos y evitar aglomeraciones.


Un año más el artista canario Noboru Takahashi está detrás de la imagen del cartel. El diseñador se ha inspirado en el símbolo que identifica al Festival, el león, para confeccionar una portada llamativa y colorida.


El director internacional de WOMAD, Chris Smith, asegura que se ha trabajado durante meses para hacer realidad este festival en un año muy difícil. “Tener el visto bueno para su celebración nos llena de emoción y responsabilidad por diseñar un festival seguro y ser la punta de lanza para que los eventos seguros comiencen de nuevo en todo el mundo. De ese modo, contribuimos a la recuperación del entorno en los que estamos presentes y sentamos las bases para un futuro creativo ".



Las Palmas de Gran Canaria es una de las dos ciudades WOMAD que hay actualmente en España junto con Cáceres y una de las siete sedes WOMAD en el mundo: Charlton Park en Inglaterra, Recoleta en Chile, Adelaide en Australia, Taranaki en Nueva Zelanda y Morelia en México. 

De todas ellas, Las Palmas de Gran Canaria es la única de estas sedes en las que se celebrará el festival en 2020, todo un rayo de esperanza para la cultura, la música en directo y la industria que lo rodea a nivel mundial.

Vincent
Fotos:Adriana

 

[Actualización 12/11/2020] COMUNICADO DEL FESTIVAL ACERCA DE LA CANCELACIÒN 


Con ese Sol que hace tan especial el cielo de Madrid comienza La Canción de la Semana. El sol es una estufa de butano que atraviesa la contaminación y calienta ligeramente la nariz aunque el viento te recuerda que hace un frío que pela. Ese sol que ilumina la Puerta de Alcalá que sigue ahí... Viendo pasar el tiempo. Como la Diosa Cibeles que mira de reojo el saludo tímido, los cruces de miradas.

Sonríes pensando en que sí, que al final Vente 'Pa' Madrid ha merecido la pena, aunque sólo sea por el pulpo y el queso en ese gallego escondido cerca de Atocha. Que ha merecido la pena aunque sólo sea por el café y licor en esa plaza de la que no recordarás el nombre pero sí su música, porque las plazas en Madrid tienen música. 

Bajando por donde los garitos, dejándome caer por la cuesta abajo se llega a uno de esos sitios escondidos (sí todavía quedan sitios escondidos) donde disfrutar del atardecer de Madrid, de confesiones en silencio, sólo rotas por alguna sirena varada y alguna mirada. El sol se esconde en el infinito y aparecen Luces de Madrid todavía en mi mirada, ese ruido en mi cabeza que viene de la nada.

Subes a tu habitación de hotel, la Luna está de tu parte y vigila la ciudad sin nada que se le interponga, repones las fuerzas gastadas en el japo por excelencia y con la noche cubriendo las calles te escondes en otro garito. Mañana será otro día. Otro día para desayunar en la Gran Vía, visitar El Prado, perderse por el Retiro, hacer el ganso en el Palacio de Cristal, reírse frente al estanque, caminar desde Las Ventas hasta Chamberí, fumando a medias en las calles de Madrid.

Sacas tiempo para trepar a las azoteas de Madrid, buscar a la estrella de los tejados, prometer a la luz del atardecer, atravesando las nubes. Tú decidiendo por mí. A ver si no me destruye lo que quería decir.  Escuchar que él mató al silencio en las calles de Madrid. Descender y descubrir los bajos de los pisos con corrala, con la nariz entre tus ojos y entre un pulmón y otro pulmón el corazón y los congojos todos en reunión.

La noche vuelve a envolverte. Es tiempo de confesiones, a veces saco los dientes, a veces quiero dejarte ir, a veces vamos de frente, a veces vuelvo a confiar en ti, a veces no me comprendes. Tiempo de verdades, es mejor no mirar el reloj, es mejor no olvidar con alcohol. Tantas veces pensé que podía ir mejor, tantas veces caí que he perdido el control. Te das cuenta que las niñas ya no quieren ser princesas, que es una mierda este Madrid, que ni las ratas pueden vivir. Despiertas y das gracias porque no hagas caso a esta canción pues todo es mentira

No hay nada como las noches de verano, no hay nada como... Quiero escuchar crujir las hojas al andar una vez más, porque el otoño pasa en Madrid. Quiero guardar hojas doraras hasta abril... Tendrás que sentir las caricias de Madrid sobre tu piel y escribir... Siempre hay un tren que desemboca en Madrid... Las chicas tristes (o no) vuelven a Madrid... Eres mi rincón favorito de Madrid.

J&B

Ahora que se habla tanto de Madrid, y aunque no haya playa... tocaba hacerle un pequeño homenaje 😉 

Gracias a Sabina, Ana Belén, Ketama, Pereza, Jaula de Grillos, Amistades PeligrosasQuique González, Leiva, El Loco, Mecano, La Fuga, Leño, Burning, Antonio Vega y a todos los que le han cantado a Madrid.





En otra vida había meses que se atascaban más que otros, meses que se hacían más cuesta arriba y que costaba superar. Septiembre era ese típico mes "raro", donde todo empieza pero ya está empezado. Ese mes que no querías que empezase y que estabas deseando que pasara. Ese mes donde, como Billie Joel, te escondías bajo las sábanas a esperar que pasaran sus días. Eso, en otra vida.

En esta vida, donde todo empieza pero ya está empezado, Septiembre ha sido el mes de las incógnitas, de las incertidumbres, del "a ver qué pasa", de las terrazas cerradas a medianoche y los bares chapados a la una de la mañana y dando las gracias. Ha sido el mes de buscar el horizonte, escuchar las olas, levantar la mirada y mirar a la Luna (que nunca falla) casi, casi llena. Eso, en esta vida.

Por eso La Canción de la Semana de hoy, además de facilona (no lo vamos a negar), nos viene al pelo. Una canción a medio camino entre la balada nostálgica de otra vida y los ritmos eléctricos de esta vida. Un paseo por los recuerdos, por los sueños, por los "te echo de menos" y por los "ya no será como antes". Un balanceo por las sonrisas ocultas tras mascarillas y las miradas todavía más intensas gracias a esas mascarillas. Un mantener el equilibrio entre las ganas de aprovechar los últimos rayos de sol del verano y el deseo de que llegue ese otoño de lluvia y reflejos en la ventana.

Cada uno tenemos nuestros Septiembre, y el de 2020 terminó con el fallecimiento de Quino. Seguro que a él tampoco le gustaba Septiembre. Así que, sí, September Sucks. Please, Wake Me Up When September Ends.

J&B


 

Hoy jueves 17 de septiembre tendrá lugar una gran movilización en distintas ciudades para revindicar la importancia del sector de la música en directo y eventos culturales y la necesidad de que la administración tome medidas urgentes ante la crítica situación de la Cultura provocada por la pandemia.

Gracias a @alertarojaeventos y a @muteiberica por todo el esfuerzo que están haciendo en la organización.
 
Podéis confirmar vuestra asistencia y consultar los detalles en https://www.movilizaciones.org/ o https://alertarojaeventos.com/
 
Y gracias a todos los que de una u otra manera apoyan este movimiento.


Este verano tuvimos la esperanza de que el famoso festival  EXIT de Novi Sad en Serbia se podría hacer en condiciones normales, hasta que salió un comunicado para cancelar todo el evento.

Para no rendirse y seguir ofreciéndonos la experiencia de este increíble festival, este mes de septiembre los organizadores decidieron de crear el EXIT Festival's Life Stream con varios eventos todo el mes de septiembre. La primera parte ha sido presencial con los límites que impiden las restricciones debido a la Covid-19 del 3 al 6 de septiembre dentro del castillo de Petrovaradin en el escenario espectacular mts Dance Arena

Los eventos tuvieron una asistencia  limitada, con 250 entradas por día, y aquellos que no podían asistir físicamente tenían la posibilidad de seguir el programa en el sitio web del EXIT Festival y en el Facebook oficial. 



Lo bueno ha sido que las grabaciones especialmente preparadas, junto con actuaciones exclusivas, han contando con la asociación entre EXIT y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, la organización humanitaria mundial más grande que lucha contra el hambre, así como numerosos lugares de interés turístico e histórico de Novi Sad y Serbia.

Este proyecto, lanzado el año pasado, junto con Green R: Evolutionproyecto, representa el mayor esfuerzo medioambiental de EXIT Festival. En asociación con la organización humanitaria más grande del mundo, el proyecto amplía su alcance y, además de la protección del medio ambiente, pone de relieve el problema de acabar con el hambre extrema de millones de personas en todo el mundo.

Dado que las medidas pandémicas y de cuarentena enfrentarán hasta 270 millones de personas con el problema del hambre extrema antes de finales de 2020, lo que representa un aumento del 80 por ciento en comparación con el año pasado, sus consecuencias serán las más graves para aquellos que ya son vulnerables.

Durante las actuaciones del 3 al 6 de septiembre se han difundido vídeos y mensajes que abordan la protección del medio ambiente y la crisis del hambre y, además del festival de música, se está preparando un panel internacional para debatir estos temas.

Después de estas presentaciones en vivo y virtuales seguirán todo el mes de septiembre varios livestreams, se transmitirán del 17 al 20 y del 24 al 27 de septiembre.

Contarán con estrellas electrónicas globales y regionales lideradas por Charlotte de Witte, Carl Cox, Adam Beyer, Ben Klock, Nina Kraviz, Hot Since 82, Black Coffee y Paul van Dyk

 

Pagina oficial de EXIT Festival's Life Stream


Vincent



Muchachito Covid-free en Madrid

Sí, estamos locos y la semana pasada fuimos a uno de esos conciertos de 'pop/rock' (qué más dará el género) de los que dice el ministro de cultura que no se pueden hacer.

Lo primero que debemos hacer, pues, es responder a nuestra propia pregunta.

¿Cómo es ir a un concierto en sala en tiempos del Covid?

Pues para empezar a despejar fantasmas debemos decir que visto lo visto, es seguro y que es posible.

Que sí, que es cierto, que no somos médicos ni epidemiólogos y sólo expertos en música en directo, pero todos vamos cogiendo algo de experiencia sobre cómo comportarnos en estos tiempos en busca del equilibrio entre la seguridad y la ameba. Y según nuestra experiencia, un concierto como al que asistimos de Muchachito Bombo Loco Club parece mucho más seguro que muchas de las situaciones de la vida cotidiana (transporte público, supermercados, parques llenos de gente...)

Quizás haya mucha gente que no lo sabe pero la sala La Riviera de Madrid lleva todo el verano haciendo conciertos con la etiqueta de "Crew Nation", un ciclo que en este caso intenta para dar visibilidad y fondos a esas personas alrededor del artista a las que llamamos crew (técnicos, músicos, personal de gira, producción de eventos....). El ciclo de conciertos ha incluido nombres como Guitarricadelafuente, Izal, El Kanka o Celtas Cortos entre muchos otros y los que quedan. 

Ponemos de ejemplo a esta sala, pero mientras escribimos pensamos en todas y cada una de las personas que se están empeñando en estos tiempos en que la música en directo no se silencie, con mejor o peor suerte.

Porque es que la palabra es esa. Empeñarse. Para intentar vencer las trabas tanto de la naturaleza como de algunas cabezas, hay que empeñarse para poder ir a conciertos y por supuesto para hacerlos. De forma segura, haciendo malabares, con todas las limitaciones, sin forzar las cosas. No es nada fácil y menos sin un atisbo de ayuda ni siquiera de aprecio por parte de las instituciones. Los resultados no son los ideales comparando con el pasado, pero hay que hacerlo.

Por eso queremos dejar clara cómo fue nuestra experiencia cuando nos dirigimos a la Riviera para reencontrarnos con esta sala y con Muchachito.

Muchachito en Madrid



Lo primero que nos encontramos al llegar a la sala es que en la cola para entrar nadie se apelotona, porque con aforos tan limitados (limitado a unas 500 personas), sin hacer soldout y la responsabilidad de la gente, se entra con tiempo y poco a poco. Para los despistados, el personal de entrada recuerda las normas a cada momento, además de tomar nombre, apellidos y teléfono de todos los asistentes. Dentro la pista está dividida en dos por el centro, con unas cintas. Hay parte derecha e izquierda y los accesos a las dos partes son distintos dependiendo de la entrada que compraras. En toda la sala hay filas de sillas plegables unidas con bridas entre sí.

Una vez dentro, habiendo cogido un poco de gel de manos, alguien nos pregunta cuántos vamos juntos. En función del número de personas te asignan unas sillas, precintando las dos a la izquierda y las dos a la derecha de tu grupo. En todo momento hay encargados de controlar tanto el uso de mascarillas, que la gente no se levante de sus asientos o responder a cualquier duda.

No hay merchandising a la venta. No entraremos a valorar las razones por las que no se pueden vender ordenadamente camisetas a 300 personas en dos puestos de merchan, aunque las tiendas de ropa, mercadillos o centros comerciales están abiertos a diario. Tampoco sabemos si es una norma de la sala en estos tiempos o decisión de las bandas.

En cualquier caso la novedosa espera termina y las luces empiezan a parpadear y sale Muchachito con su pañuelo de forajido y su telecaster al hombro y se sienta en su batería modificada para poder tocarla con los pies y por un segundo todo es medio normal. Te olvidas de que estás sentado, de que tienes un bozal puesto, de que no puedes hablar con desconocidos, echas un trago previa retirada de máscara y levantas la mano para cantar con ganas. Estás en un concierto de 'pop/rock' y el mundo, si bien ya no gira como antes, al menos sigue girando.

Muchachito Covid-free en Madrid

Como en toda situación nueva, algunas triquiñuelas van saliendo solas, como aprovechar para pegar unos bailes cuando vas a la barra a por bebida o al baño (también separados por zonas de la sala). Mientras suena 'La quiero a morir' te sale una sonrisa detrás de la máscara, das palmas y culebreas en tu silla dejándote llevar por el rumbeo, porque si te paras a pensar te sientes algo ridículo.

Los artistas también tienen un papelón encima del escenario. Muchachito nos recuerda que no nos podemos levantar, 'como en el tren de la bruja', que algunas canciones se olvidan de no cantarlas, se escucha a la gente pidiendo canciones. Tampoco debe ser fácil para ellos acostumbrados a recibir dosis de energía desde la audiencia.

Pero la conclusión sigue siendo la misma. Es todo muy raro pero hay que hacerlo. Hay que empeñarse. Si te importa esta movida es el momento de apoyarla sin tapujos. Porque es posible que cuando todo pase, si es que pasa, queden muchas menos salas, músicos, promotores, técnicos, comunicadores, pipas, roadies... a los que apoyar.

Esta semana hay convocadas marchas a nivel estatal para reivindicar los eventos culturales y poner sobre la mesa su dramática situación. Será el jueves 17 de Septiembre y puedes encontrar información bajo los hashtags #alertaroja #hacemoseventos.

kboy