Cosas que contamos

patti, smith, cartel, azkena, rock, vitoria, festival, 2020

Poeta, símbolo feminista e icono intelectual del punk rock neoyorkino. El Azkena Rock Festival ha confirmado nada menos que a la gran Patti Smith para la edición que celebrará los días 19 y 20 de junio de 2020 en Mendizabala.

Considerada una de las mayores influencias del punk de la Gran Manzana, su debut, 'Horses' (1975), fusionó rock y poesía con un estilo que marcó a toda una generación y impregnó al punk de feminismo y de un halo intelectual. Ya sea a través de sus once álbumes de estudio, de exposiciones, publicaciones o acciones varias, 'la madrina del punk' -como la llaman- siempre ha hecho gala de su amor por la música y el activismo. Ella, que a sus 72 sigue huyendo de etiquetas, hará gala de su espíritu libre y reivindicativo a través de hits como 'Because the Night' o 'People Have the Power'.

Además de la asistencia de Smith, el ARF ha conseguido la actuación exclusiva de tres bandas. Las primeras, las californianas L7, grupo legendario de grunge y punk rock que acaba de anunciar su primer disco en 20 años: 'Scatter The Rats', que mantiene la esencia con un toque powerpop. Un concierto cargado de actitud vitalista, sus líneas melódicas y sus riffs de guitarra propios del sludge y el punk.

azkena, rock, festival, 2020, patti, smith, cartel, social, distortion, l7, fu, manchu

Le sigue la formación texana Reverend Horton Heat, una de las bandas más importantes del psychobilly, con más de 28 años de carrera y once discos publicados -su frontman, James Heath, conocido como 'El reverendo', es considerado como uno de los mejores guitarristas del mundo en su género-; y The Steepwater Band, que regresan tras su visita de 2005 para a deleitarnos con sus canciones formadas con bases a caballo entre el blues, el rock sureño, el boogie y la psicodelia activa.

El rock estatal estará representado por la banda vitoriana de hard rock-metal The Faithless. Fundada en 2016, la banda recorre las bases de un rock moderno y metal en su primer trabajo, 'To the End', y explora sonidos más agresivos y metaleros en su segundo álbum: 'Fighting the Shadows'.

Estos nombres se suman a los ya anunciados en junio: Social Distortion, una de las bandas de punk rock que más discos ha vendido en el mundo -más de tres millones de copias- y que repite 15 años después; y Fu Manchu, fundadores, entre otros, del 'stoner rock'.

El festival también ha anunciado que ya se puede reservar la zona de acampada, habilitada a tan sólo cinco minutos del recinto, así como los viajes organizados en bus desde varias localidades. Las entradas ya están a la venta y disponibles a plazos en la web oficial. El bono cuesta 105 euros y el camping otros 15. Los clientes de Kutxabank pueden acceder a un descuento de 15 euros aplicable a los primeros 600 bonos.

AZKENA ROCK FESTIVAL 2020
19 y 20 de junio de 2020
Mendizabala. Vitoria-Gasteiz

PATTI SMITH AND BAND
SOCIAL DISTORTION
L7
FU MANCHU
REVEREND HORTON HEAT
THE STEEPWATER BAND
THE FAITHLESS


Ergo
Zenobia / FMM Sines, 2019, Portugal

Vimos a Nasser Halahlih e Issam Elias, los dos miembros de Zenobiaen un live hipnótico en República Checa en el festival Colours of Ostrava. Tuvimos otra oportunidad de bailar con sus ritmos antiguos de música tradicional mezclados con electrónica en el FMM Sines en el escenario de la playa hasta el amanecer.

Además Zenobia
que tiene como ambición revolucionar el pop árabe, va a lanzar su nuevo disco homónimo próximamente. Los ingredientes estaban todos reunidos para charla / Charlamos un rato con este dúo palestino sobre su música y la origen del proyecto que nació en Haifa.

Festivaleros: Su música viene de Siria, Líbano, Egipto, Palestina. ¿Podéis explicarnos un poco más vuestro proyecto?

Nasser Halahlih: Nuestro proyecto es la música de donde venimos, de donde hemos crecido. Lo que tocamos son melodías árabes originales con una producción más occidental. Estos países que mencionas tienen músicas distintas. Por ejemplo, tocamos la ‘vibe’ de la música siria, que es diferente de la ‘vibe’ de Egipto. Intentamos tocar la música de todos esos países, lo que reúne a todas son las escalas que tienen en común, pero suenan diferente. Queremos hacer un mix, una progresión de esa música que conocemos desde siempre. Queremos construirla de una nueva forma, eso es nuestra música que tocamos en directo.

F: Leí en la revista Courrier international que os habéis encontrado en una sala que se llama Kabareet en Haifa ¿Podéis contarnos como fue este encuentro?


Issam Elias: Kabareet es una de las mejores salas en Haifa que dan oportunidades a varios artistas de tocar allí. Es pequeña, la capacidad es de 250-300 personas, con buena energía, una vibe especial, muy acogedora, normalmente los músicos se encuentran allá. Haifa es un punto de encuentro de músicos. La sala estaba celebrando su cumpleaños con un largo fin de semana de jams sessions y conciertos. Nasser tenía su propio directo, un live de música electrónica.  

Nos encontramos y me dijo que iba a hacer un live de una hora y me preguntó si quería hacer una jam o experimentar algo con él, intentar hacer algo juntos. Le contesté que sí. Al final, eso pasó, el directo fue genial, empezó de la nada y a la gente le encantó. Así que estuvimos los dos diciendo que tenemos que ir a un estudio para que eso evolucione.

NH:  Bueno, no fue nada programado tener un proyecto como Zenobia juntos. Normalmente tocaba más electrónica experimental, canciones bailables como house, techno, downtempo.

IE: O
riginalmente soy pianista y hacía parte de un grupo de reggae, pop, rock. con cantante.

NH: Fue una casualidad que salió muy bien y todo de golpe. Ahora tenemos un concierto cada fin de semana y todavía no tenemos nada. Aún no tenemos álbum o otras cosas. Necesitamos tiempo para acabarlo todo. 
Empezamos una jam, la gente se volvió loca, y qué está pasando... De hecho, la mayoría de nuestras canciones son producidas en directo en los conciertos.

Zenobia @Colours of Ostrava, CZ 2019

IE: Grabamos las sesiones en directo y las llevamos al estudio. Empezamos a escucharlas y decimos esta es una buena parte, vamos a hacer algo con esto. 

NH: Lo que me gusta mucho en estos momentos de jam sessions, sobretodo de música electrónica, desde el punto de vista de un productor musical es que te pone en un lugar distinto. Tu mente no funciona igual de cuando estás sentado en el estudio porque tienes el publico que te observa y esto es muy interesante.

IE:  Es fuerte. fue un live auténtico sin límites y con feedback directo del público.

NH: Es como empezó y seguimos así. Creo que en cada concierto estamos haciendo algo distinto. No hay un concierto exactamente igual a otro. Nos basamos mucha en la interacción con el público para construir nuestro live. La música es la misma, pero la vamos construyendo de manera distinta en cada show. A veces una parte más larga otra vez esta misma parte más corta.

F: Pues aquí vais a tocar mucho porque el público del FMM es muy entregado.

NH: Tocaremos hasta llegar al aeropuerto (se ríen)

F: Vuestro nombre artístico Zenobia viene de un nombre de una reina de Palmira en Siria. ¿Podéis explicarnos como es el maqam que viene de ese periodo? Para nosotros es algo muy nuevo.     


Zenobia / Colours of Ostrava Festival 2019

NH: Maqam significa escala musical. La diferencia del maqam e la escala clásica (que usa tono o mitad de tono) es que el maqam funciona solo con cuartos de tono y modulaciones.  

IE: Además hay varios maqam, así como las escalas clásicas (escala de do, escala de fa etc…). Hay maqam que tienen nombres como maqam bayati o maqam 'ushshaq turki…  La música que escuchas proviene de aquel sitio, del  Medio Oriente. Los instrumentos de Medio Oriente que usan el maqam son el oud y el kanun porque tienen la habilidad de tocar estos cuartos de tonos.

NH: El maqam funciona un poco diferente de la música occidental y es una ciencia muy amplia porque los instrumentos funcionan de manera distinta.  Para darte una idea no se sabe cuántos maqam existen. Hay los básicos que son 7 y 8 y luego para cada nota hay nuevos maqams. Cada maqam tiene su propia identidad, hay maqam para canciones  tristes, para canciones alegres, para relajar...

Hace 700 años el filósofo árabe Isḥāq al-Kindī teorizó una forma de tocar dos escalas a la vez que se llamó "contrapunto". Nadie sabe acerca de esto. Hay un músico de Egipto llamado 
Darwish que inventó un nuevo maqam, pero lo mismo, nadie lo conoce.
 

F: ¿Por qué nadie los conoce? 

NH: 
Porque cuando estás ocupado en dominar el mundo no puedes escribir
bien tu historia.

F: ¿Cómo han encontrado todo este conocimiento?

NH: Es investigación propia que hago desde tiempo sobre el tema, porque me interesa mucho. Encuentro las informaciones en libros, leo investigaciones de otras personas en academias que poca público puede leer. Es infinito,  eso es "maqâm", se ríe.


F: Nunca fuimos a Haifa, donde vivís. ¿Podéis hablar sobre la escena musical de ahí?




IE: Es una ciudad muy guapa con mar, montaña y buena comida.

NH:  Y buena gente.

IE: Sí. Hay como 2 o 3 puntos referentes de encuentro de la escena local alternativa de músicos, pintores, escritores. La escena undergound se está poniendo mejor cada año. Hay 2 o 3 salas que dan oportunidades a artistas de presentar su trabajo como Kabareet por ejemplo. Es una buena ciudad para conocer.

NH:  Lo bueno de la escena musical en Haifa es que es nueva y fresca. En Barcelona, Madrid, Berlin la escena musical nació en los años 60 o antes. Para nosotros es ahora y es super nuevo. Empecé a producir música electrónica con bases árabes en 1999 hasta 2006. Durante este periodo no tuve a nadie con quién hablar y compartir porque nadie hacía esta música antes. Porque no había salas que programaban, no sellos discográficos, nada. En 2010, un grupo de gente llamado Jazar Crew  empezaron la escena porque vieron lo que estaba pasando en Alemania, con festivales, eventos, etc. Volvieron a Haifa para organizar fiestas para que la gente de aquí conociera esta música. Eso ayudó mucho y luego la internet, ya que la gente podía conocer y escuchar esta música y no estar obligados a escuchar solo lo que había en la radio o la televisión. Lo que es increíble es que gracias a Kabareet, la gente de Haifa empezó a pensar que era capaz de hacer música electrónica. Entonces, surgieron nuevos proyectos que tuvieron éxito. Otros espacios se crearon para este tipo de música en Haifa, Ramallah, Jaffa. Incluso hay restaurantes que hacen Arabic Nights donde vas a cenar y escuchar buena música árabe. La gente está descubriendo ahora que se puede escuchar otro tipo de música incluso en las bodas. Entonces es genial porque todo es muy fresco, muy nuevo. Incluso hay gente que quiere crear sus propias salas con este tipo de música. Tenemos suerte de hacer parte de esta escena y esto no pasa mucho por el mundo.

F: El año pasado entrevistamos a la banda Tootard exactamente en este mismo lugar. 

NH: Si los conocemos, hemos tocado en los mismos lugares. Hace unos meses, estuvimos en la boda de Rami de Tootard.   


F: Habéis ido al evento profesional Palestine Expo, así como Tootard. ¿Podéis contarnos cómo fue?

IE: Palestine Expo nos ayudó mucho, es algo nuevo, hace solo 3 años.

NH: El problema es que no hay muchos músicos. Pero sí, son muy buenos estos tipos de eventos. Gracias a esto tocamos con artistas muy importantes que nunca habíamos imaginado que podría pasar. Palestine Expo nos ayudó mucho a eso.

F: ¿Estabáis esperando esto?


Zenobia / FMM Sines, 2019, Portugal

NH: Sí y no. Sí porque yo sé qué estoy haciendo y donde quiero ir. Muchos amigos me dijeron para no esperar mucho de este tipo de evento porque lo que estoy haciendo no se encaja en el mercado europeo. Pero, al final sí que funcionó. Tengo también mis conexiones a través de internet, de gente que conozco o que de pronto descubren nuestra música. Ahora estamos produciendo nuestro nuevo disco con el sello belga Crammed Discs. Lanzamos nuestro primer EP y nuestro álbum saldrá en febrero de 2020. Es bueno para los músicos de nuestra zona saber cómo funciona este mundo. Fíjate que la gente allí no tiene idea de cómo estructurar la industria musical. No tenemos sellos discográficos, agencias, distribución, que permitan que haya un mercado de la música. La gente piensa que si hace buena música, aparecerá un productor. En el Palestine Expo había gente que iba al stand de copyrights para hablar sobre booking. Claro que la gente de copyrights no podía ayudarlos, imagínate. Ahora las cosas se ponen en marcha y empiezan a estructurarse. La gente empieza a entender que necesitan tener una página web, un press kit, buena música, entender en cual mercado se encajan, con qué tipo de gente es mejor hablar, etc. Palestine Expo ayudó mucho a los músicos con todo esto.

F: Choukram Zenobia seguiremos vuestras aventuras. 

NH: Choukram

IE: Choukram


 Zenobia زنوبيا - KSR KSR KSR del EP Zenobia que saldra en febrero 2020


Adriana Vincent


Sziget 2019


Una edición más del festival de referencia en Europa central tuvo lugar del 7 al 13 de agosto en la isla de Obuda de Budapest, Hungría.

Este año han pasado por sus puertas más de 530.000 “sziudadanos”, nombre por el que se conoce a los asistentes a Sziget Festival. Sus cifras son la mejor prueba del éxito que sigue manteniendo este aclamado festival, una cantidad abrumadora que puede hacernos pensar que no cabe un alfiler más en la isla, y que quedó demostrado el día estrella con cerca de 95.000 asistentes, que abrieron el festival de la mejor forma posible.

Previendo tal ese gran número de asistentes, han mejorado las infraestructuras, haciendo un trabajo excelente mediante la disposición de nuevas pantallas gigantes y replicadores de sonido.

Con todo ello, podías seguir el concierto a gran distancia del escenario y vivirlo como si estuvieses en primera fila nos ha impresionado, y mucho.

Durante siete días, más de mil artistas, actores y ponentes han inundado de magia la isla de la libertad en sus más de 60 escenarios, ampliando la cantidad de actuaciones respecto a otros años durante todos los días del festival.

Sziget 2019

Los cabezas de cartel que dieron vida al escenario principal fueron Ed Sheeran, Martin Garrix, Macklemore, 6lack, Franz Ferdinand, Richard Ashcroft, Tove Lo, Mura Masa, Tom Odell, Post Malone, The 1975, Florence & The Machine, Twenty One Pilots, The National, Years & Years y el cierre apoteósico de los míticos Foo Fighters.

Pero Sziget no sólo es música, también es arte y compromiso. Cuenta con un montón de actuaciones, obras teatrales y talleres.También charlas y ponencias como las de la Dra. Jane Goodall o Emtithal Mahmoud a quienes pudimos oír en el escenario principal y que son el mejor ejemplo para promocionar su lema de Love Revolution.

Ese lema es lo que principalmente caracteriza al festival: un compromiso que tiene como objetivo mejorar las condiciones en las que vivimos. Este año ha puesto especial atención a concienciarnos sobre la huella que dejamos en nuestro planeta y que todos debemos tomar acciones. Un ejemplo es la cantidad de obras de material reciclado que estaban expuestas y repartidas por toda la isla, un toque muy diferente y sostenible que no hemos visto en otros festivales nunca.

Desde la organización han conseguido poner en práctica otra serie de medidas como son:

Mantener el uso de vasos reciclables.
Evitar servir pajitas de plástico.
Repartir ceniceros de bolsillo.
Reducir al máximo la cantidad de desechos no reciclables en puestos de comida y bebida.
Dando información a los asistentes de diferentes iniciativas sobre el cambio climático.
Ha quedado demostrado que un festival sostenible es posible y cada edición va un paso más adelante.


Sziget se ha vuelto a coronar para nosotros y con tanto que hacer en los siete días, también necesitamos un sitio donde recargar las pilas. Eso nos lleva a la nueva y mejorada zona chill del festival. Un área de relax donde, al aire libre, puedes sentarte o tumbarte a descansar, escuchar música relajante o fumar una shisha a orillas del Danubio. Sinceramente, este año hemos pasado muchas horas allí.

Otra de las cosas que seguimos viendo que evoluciona cada vez a mejor es la cantidad de información que se ofrece desde la organización. Desde avisos por inclemencias del tiempo, cambios en los programas y todos los servicios disponibles en el festival. Todo esto se puede encontrar en su web o en la aplicación móvil, que funciona estupendamente.

Sziget 2019
Nos seguimos encontrando que la apuesta de los festivales húngaros es la variedad de géneros musicales, consiguiendo siempre sus escenarios llenos, desde el principal al más pequeño. Siempre atrayendo gente el mítico Global Village con sonidos procedentes de todo el mundo, o el Colosseum con su estilo más puro electrónico. Este año, además, han contado con el show Chinatown de los españoles de Elrow, que han llenado el Bacardi Arena de la mano de Paco Osuna y De La Swing.

La inmensidad de la isla y los espectáculos del Sziget no dejan de sorprendernos, queriendo siempre repetir la experiencia año tras año. El espíritu de libertad y el buen rollo que transmite la gente venida de 100 países diferentes construye un ambiente muy difícil de lograr en otros festivales.

Ya tenemos marcadas las fechas para el año que viene en nuestro calendario, será del 5 al 11 de Agosto de 2020 y qué podemos decir más que... alí estaremos.

Guille



Pues parece que fue ayer, cuando volvíamos de la octava edición del Pintor Rock y sin darnos cuenta, ya tenemos aquí la novena edición de este festival tan querido por sus fieles seguidores. La novena edición al igual que el año anterior, se celebrará en El Morell (Tarragona), en la carpa que la organización del Pintor, monta a las afueras del pueblo. Esta novena edición tendrá lugar los días 31 de Octubre, 1 y 2 de Noviembre. 

El cartel está compuesto de un elenco de artistas, que van desde los grupos más punks como puedan ser Animales Muertos a otros más trash-metal como Soziedad Alkoholika, pasando por el ska más bailable de  grupos como Dskarrila o Ska-P. Como viene siendo habitual, el Pintor se suele caracterizar por ser un festival con un registro amplio de géneros y que da cabida a todo tipo de público.

Les tocará abrir fuego en la jornada del jueves a grupos como los valencianos Prozak Soup, el ska de Dskarrila, La Ira, los siempre reivindicativos Mafalda, los locales KOP, unos clásicos del hip hop más gamberro, Def Con Dos, y como platos fuertes de la primera jornada, nada menos que posiblemente tres de las bandas más en forma de la escena: Narco, con su nueva formación tras la salida turbulenta del Vikingo MD, la maquina apisonadora de Desakato y el plato fuerte del festival, Ska-P.

Para el segundo día, también hay mucha pólvora sobre el escenario. Pasarán el viernes por el Pintor, grupos de la talla de La Desbandada, los sevillanos Gritando en Silencio, los alicantinos de Konsumo Respeto y que se encuentran de gira de despedida, Distorsión, el folk de Ebri Knight, unos clásicos del rocanrol como Parabellum, El ultimo Ke Zierre, o el ska de Juantxo Skalari. Como platos fuertes del viernes, una de las bandas más en forma de la escena, los suecos The Baboom Show con su incombustible frontwoman Cecilia a la cabeza y para finalizar la jornada, tendremos a unos auténticos animales encima del escenario, Soziedad Alkoholika.

El último día les tocará cerrar el festival a grupos como The Guilty Brigade, ArpaViejas, Gatibu, Animales Muertos, los vitorianos Kaotiko, el punk más gamberro de Josetxu Piperrak, el fenómeno CRIM, Lágrimas de Sangre, los renovados KOMA, o los siempre incombustibles Segismundo Toxicómano.

Los abonos del festival se pueden conseguir a través de la web del festival al precio de 44€ anticipada. Si queréis además acampar allí, se puede conseguir un abono de 5€ para el camping en la zona al lado de la carpa de los conciertos.

Si no tenéis planes para el puente de Noviembre, que mejor forma de pasarlo que rodeado de amigos y buena música. ¡Os esperamos a todos en la novena edición del Pintor Rock!

Saltimpunki



Press Play...


Siempre me dio tranquilidad esta canción. Tranquilidad y nostalgia. Pero no esa nostalgia ñoña de algo pasado que se supone fue mejor o de un recuerdo, quizá inventado, más o menos agradable. No. Es algo más vital, más orgánico. Es esa nostalgia del que quiere crear cosas nuevas, y quizá inventar nuevos y buenos recuerdos, a ser posible agradables, y sin embrago es consciente del atrevimiento que supone intentar gobernar el tiempo y el espacio. Porque el tiempo no se puede gobernar y el espacio es el que es. Y a veces me gustaría poder estar en varios espacios a la vez o más tiempo en algún espacio determinado. Y a veces no se puede.

Y entonces escucho alguna canción, como esta, que me lleva un poco a ese espacio. Una canción que mece y arrulla, a medio camino entre un sosegado qué bueno verte y una nana progresiva en busca de sweet dreams.

Me lleva a playas donde posiblemente hay palmeras y arena negra. Me trae a la mente el viento, el sol, quizá una montaña alta y peligrosa a lo lejos. O no tan lejos, pero sí al fondo. Me evoca luz. Esa luz que deslumbra, ya sea de día o de noche, o minha galera, minha cachaça. Porque también me evoca mil y una noches estrelladas, una conversación infinita bajo cajas parlantes o en el más absoluto silencio roto por risas y anillas, disfrutando el penúltimo tsunami. Me evoca miedos compartidos, alguna lágrima, nuevos comienzos, una búsqueda. Y guerra. Y paz. Quizás al fin la paz. La paz que llega a su plenitud con una vida nueva y otras que transcurren en paralelo. Qué de cosas me evocas, o minha menina, minha querida, minha Valeria...

kboy
Foo Fighters, Sziget 2019, Festival, Concierto

Durante una década algún miembro fundador de Festivaleros! ha acudido a Sziget. Sin fallo. Sin excepción. Uno, dos o tres. Pero siempre habíamos acudido a la llamada de la Isla. Este 2019 habíamos decidido que no. Por unos u otros motivos esta vez no iba a haber Festivaleros! en Sziget. Pero la Isla no se dio por vencida. De manera tenaz, luchadora y cabezota, la Isla no se rindió y al final consiguió que sí, que Festivaleros! volviera a Sziget.

Las mariposas estaban en el estómago... Nuestro roadtrip nos había llevado de nuevo a Budapest. Nuestra aventura acababa, otra vez, en Sziget. Después de dos semanas llegábamos al final. Al punto de no retorno. Volvíamos a la Isla y lo hacíamos acompañados de nuevos festivaleros a los que enseñarles lo que Sziget puede ofrecer. Era, sin duda, un antes y un después.

Budapest es nuestra segunda casa, ya tenemos nuestro barrio, nuestras tiendas, nuestros ruins y nuestro recorrido a pie camino de Sziget. Esta vez lo hacíamos mirando al cielo, amenazaba lluvia y de vez en cuando se escapaba alguna gota, pero de momento parecía aguantar. Ya en el tren los nervios aumentaban, las explicaciones a los novatos también y al bajar en Filatorigat la sonrisa ya no nos cabía en la cara.

Es raro llegar sólo para un día. Es muy raro llegar fresco, limpio y recién duchado justo el último día de Sziget 2019. Todo está en su sitio. El puente sigue ahí, esperando a que lo crucemos después de las fotos, de las tonterías y de las bromas para aplacar los nervios. Sí, estamos a punto de entrar en Sziget. Y por muchos motivos, muchos, es especial. Muy especial.

Sziget 2019, Festival, Concierto, Festivaleros
Dentro sí que nos sentimos como en casa, no hay mucho tiempo, vamos al lío. Hay que enseñarle los puntos importantes a los nuevos... Así que... Abreviando... Cerveza de bienvenida... Mojito de bienvenida... Tatoos (muchos) de bienvenida... Y Palinka de bienvenida. Mientras muchos festivaleros todavía están amaneciendo entre sus tiendas, nosotros ya llevamos el subidón de la Isla. Lo experimentamos con Frank Carter, mientras la gente apenas se mueve nosotros hacemos temblar el suelo del Main Stage.

Es la hora de comer y de cumplir otra tradición... Börös voros kola. Es entonces cuando de la Isla surge algo inesperado, un Leprechaun. Nos intercambia las gafas, mueve ruedas, hace llover vino y esconde las llaves, juguetona. A su ritmo frenético llegamos al A-38 para ver a Valeras y hacer el chiste fácil... Festi-valeras! (sí, es muy malo, pero entonces no podíamos dejar de reírnos).

Salimos a la luz y el calor para descansar en el Europe Stage. Suenan las gaitas de Pipes & Pints. Nos reencontramos con viejos y buenos amigos, recordamos a los que no están. Saltan lágrimas de felicidad (una vez más). Maruja Limón pinta con sus colores y sus sonrisas el escenario. Está atardeciendo y el gran objetivo se acerca. Todos los caminos conducen al mismo punto. Todo lo que hasta entonces ha pasado en los últimos quince días culmina allí. El mundo está a punto de detenerse. Otra vez vamos a conseguir parar el mundo.

Foo Fighters, Sziget 2019, Festival, Concierto
Porque sí... Porque el Main Stage se ilumina y aparece Dave, y la batería rompe el silencio. Son los Foo Fighters. Es Sziget. Es la compañía. All My Life, así empiezan... ¡Cómo me conoces Grohl! El mundo se acaba de parar. Suena The Pretender. Lo acabamos de parar de nuevo. Es el punto de no retorno. Grito My Hero. Nada será igual desde entonces. Un guiño a Bowie. Nada. Y la luna lo sabe, por eso aparece al fondo, con el cover de Under Pressure, y sonríe, y con su mirada dice que sí, que adelante. Ya nada es igual. Por eso los Foo se lanzan con Best of You, imposible no cruzar miradas, imposible no sonreir. Llevamos más de dos horas y media flotando, viviendo, sonriendo... Sólo queda Everlong. Ahí está. Ahí estamos. El concierto perfecto, la compañía perfecta, el lugar perfecto.

Comienza a llover, hasta eso ha respetado. Toca conquistar el Tribute Stage y buscar entre los chubasqueros rojos al Leprechaun. Cuesta un poco pero aparece. La isla empieza a colapsar, entre el barro y el agua los espíritus de Sziget se van dispersando. Es nuestro turno de abandonar la isla. En ella se vuelve a quedar un pedacito de nosotros. Allí queda el punto de no retorno, en el Main Stage, a la izquierda del escenario, entre la zona vip y la torre de sonido. Entre un sombrero blanco y uno verde.
J&B

Sziget 2019, Festivaleros, Festival, Concierto