Cosas que contamos

El 9 de noviembre, Los Mambo Jambo celebraron su décimo aniversario en la Sala Razzmatazz de Barcelona. Presentaron un directo explosivo con 16 músicos en escena destilando mucho sonido jambofónico.

Os dejamos una fotogalería que retrata momentos intensos vividos aquella noche.

Vincent

Quizá Vitoria-Gasteiz no sea el lugar más evidente para organizar un festival temático de sonidos que podemos resumir en hardcore punk en muchas vertientes, pero nuestra visita al Gasteiz Calling nos dejó con la sensación de que pocos lugares serían mejores. No en vano, el festival va por su cuarta edición y parece ya bastante asentado en el imaginario colectivo de esa "escena" (maldita palabra) de amantes de determinados sonidos pero que engloba mucho más, una estética, unos códigos propios y una manera diferente de entender el mundo.

Este año, como ya dijimos, además contaban posiblemente con su mejor cartel hasta la fecha, lleno de grupazos de diferentes estilos de hardcore americano más o menos melódico, street oi! inglés de finales de los 70s, punk rock e incluso algo de metalcore. Toda una mezcla que combina muy bien y que estuvo trufada con bandas con propuestas algo distintas. Suena raro decir que por ejemplo S.A. el viernes y los Segis el sábado vinieron bien para "desengrasar" y escuchar ritmos distintos, pero creo que esa era exactamente la intención de la organización. Ambos jugando en casa (Juan bromeaba con que daba gusto ir a tocar en tranvía) fueron de los más aclamados del festival, claro.

Gasteiz Calling. El Festival.


En general la organización estuvo a la altura de las más de 6000 personas que por momentos abarrotaban el lugar. El pabellón Iradier Arena de Vitoria-Gasteiz resultó ser un gran sitio para un festival de invierno. Y no sólo por las estufas de techo que erradicaban el no demasiado frío del exterior. Un gran espacio de merchan hizo salivar a más de uno, se podían encontrar desde camisetas y gorras de estética hardcoreta hasta lo último en esos calcetines altos y cantosos que tanto nos gustan, así como una selección enorme de vinilos e incluso un puesto específico para la gente de Hardcore Hits Cancer (HxC), una asociación que os recomendamos le echéis un vistazo y colaboréis.

Not On Tour, Gasteiz Calling 2018


Los horarios fueron clavados y eso que sólo había un escenario y poco tiempo para cambiar de un grupo a otro. El sonido fue aceptable, sobre todo a partir de la tercera canción de cada concierto. Quizá el único lunar fue la manera de controlar el aforo de la pista. Cuando tienes una pista y una grada, y libre circulación entre ambas, evidentemente llega un momento en que la pista se llena y ya no cabe más gente. Los únicos momentos de nerviosismo llegaron al ver una cantidad enorme de gente a la que no dejaban bajar a pista a ver a Propagandhi, por ejemplo. Alguno de seguridad lo sufrió de lo lindo aunque la cosa no fue a mayores y fueron momentos puntuales durante algún concierto.

Sin duda uno de los detalles que más nos llamaron la atención fue la plataforma instalada en el foso con el objetivo de que el público de las primeras filas pudiera subirse y tirarse encima de los demás. Incluso la seguridad ayudaban desde dentro a la gente a subir a ella. Maravilloso. Hay que decir que todo el mundo usó esa posibilidad para el bien, lo cual hace posible este tipo de iniciativas.

También nos encantó el detalle del vaso reciclable con los horarios impresos. ¿Cómo no se le ocurrió a nadie antes?  Aun así, había gente el sábado a última hora que todavía te preguntaba: Oye tío, ¿a qué hora tocan los Agnostic Front?. Y yo, pero... tú has mirado el vaso? Y él, otia no jodas! Pues sí...


CRIM en el Gaztetxe de Gasteiz


Vitoria-Gasteiz. La ciudad.


Además del recinto, la ciudad entera bullía con los hardcoretas. Gasteiz estaba volcada con el festival y de gala, con sus mejores gorras, cadenas y pelos de colores. Punkis de todas las edades y crestas de todas las olas, danzaban por las calles, en los bares de pintxos y se mezclaban con las familias y cuadrillas locales. Podías entrar en el mítico Toloño con una cresta rosa y tu camiseta rota de NOFX, pedir un txakolí (o un mostito si eres straight edge o tienes una cruz en el dorso de la mano) y txangurro al horno y conocer y ponerte a departir de la vida con Edu, presidente del Olabide de Lasarte, equipo de fútbol de regional, justo después de ver a Crim petándolo en el Gaztetxe en un concierto gratuito y mañanero, y justo antes de ir al festival a ver al cantante fundador de Dropkick Murphys con su grupo de ahora, Street Dogs.

Gasteiz Calling. La Música.


En cuanto a música creo que a bastante gente les sorprendió un grupo como Not On Tour, con una vocalista como Sima que transforma por completo su imagen al coger el micro. Quizá de los más jóvenes del festi, estos chicos israelíes beben más del punk noventero y no pueden tocar más rápido y canciones más cortas. Tuvimos ocasión de hablar con ellos en una entrevista que publicaremos próximamente.

Gasteiz Calling 2018


También encendieron al público Cockney Rejects, fueron de los mejores del finde. La música hooligan mola, los coros siempre enganchan y 'Stinky' haciendo bailes de boxeo es un espectáculo. Los mensajes cada uno los interpretará a su manera. Refused llevan un show muy visual en cuanto a luces y estética general, y sin duda su cantante Dennis desborda carisma. La banda es una máquina engrasada. Había mucha expectación y no defraudaron aunque la música se saliera un poco de la tónica general. Y dejaron un comentario para reflexionar: "Es raro decir que aquí hay bandas haciendo música nueva pero nosotros estamos preparando un nuevo disco". Un palito a las leyendas del género.

Por ejemplo a Suicidal Tendencies, cabezas de cartel del viernes, y que con una formación bastante nueva liaron una muy gorda con los himnos de siempre de la banda. En las primeras fila la gente estaba desatada, y en el escenario ellos no paran de correr y saltar de un lado para otro con un motor controlado por el gran Dave Lombardo a la batería. Terminaron como suelen, subiendo al escenario a un montón de peña mientras el guitarrista se subía sobre tres pisos de altavoces para tirarse encima ellos de cara y con la guitarra por delante. Si es que a veces no pasa nada porque...

NOFX, Gasteiz Calling 2018


El Sábado los triunfadores estaban llamados a ser NOFX pero hace tiempo que sus conciertos son más un show teatral que mezcla música, chistes e idas de pinza. Quizá siempre fueron así. Tocaron bastante para lo que acostumbran últimamente y aun así, Mike desapareció sus siete minutitos al camerino mientras el resto de la banda mantenía el tipo. Tendría una urgencia.

Así que podemos decir que los mejores de la jornada fueron Propagandhi (que colgaron el cartel de "Aforo Limitado, ni de coña vais a poder bajar a la pista") y Agnostic Front, dos maneras muy diferentes de entender la música, el hardcore y la vida, pero con un nexo común intangible en cuanto a público que puede ser un buen resumen de lo que fue el Gasteiz Calling 2018.

Por último nos quedamos con el futuro. Está claro que la "escena" tiene su recorrido. Black Flag, NOFX, Bad Religion y, por qué no decirlo, incluso Offspring (con perdón) marcaron un camino y hoy muchas bandas jóvenes toman esas influencias y las siguen, cada una a su manera. Grupos como Adrenalized, Crim o Not On Tour, por poner pocos ejemplos, han cogido la bandera negra y la enarbolan con el micro entre los dientes.

kboy 

Refused, Gasteiz Calling 2018

Agnostic Front, Gasteiz Calling 2018

Suicidal Tendencies, Gasteiz Calling 2018

BIME Live 2018

Este año se cumple la sexta edición del BIME Live en el que según los organizadores ha tenido una participación de 20.000 personas. La excusa para congregación de diversos grupos se debe a otra edición más del BIME PRO dirigido a los profesionales de la industria musical en todas sus vertientes: desde la creación de videoclips a la producción musical, las nuevas tecnologías utilizadas en la música y la inserción de esta en las plataformas digitales.

En esta edición BIME Live se ha centrado mucho más que en otras ediciones en la música electrónica tanto en música electrónica pura como en una vertiente en la que el rock y el pop tienen presencia.

VIERNES

El viernes Belako jugaban en casa. Los de Mungía empezaron su setlist de una forma atronadora (hay que destacar el gran sonido de todos los escenarios del BIME Live). Belako congregaron a mucho público sediento del sonido post-punk que nos tiene acostumbrados. Aunque empezaron suaves enseguida subieron los decibelios y el tempo con canciones como 'Hunted House' y desde ahí hasta el final no pararon de sacudir con unos riffs de guitarra que llegaban hasta el estómago. Cris (la cantante) llevaba una camiseta en el que estaba impreso el número 86 explicando casi para finalizar su bolo que ese número representaba a las víctimas que llevamos en este año debido a la violencia machista. Un gran bolo con un sonido y decibelios de 10.

Como pasa en este tipo de festivales, donde la calidad de los artistas es enorme, nos tuvimos que decantar o por John Maus o Damien Jurado. En esta ocasión nos decantamos por el tecno pop y el post-punk de John Maus. John Maus, además de ser teclista de Ariel Pink y de Panda Bear es profesor de filosofía y tiene varios discos editados en los que en directo se caracteriza por su actuación post-punk que a algunos de los asistentes le recordaba a Ian Curtis de Joy División. Solo ante el peligro y con un ordenador escondido detrás del escenario (al que él mismo iba para darle PLAY a la siguiente pista) se dirigió hacía un público que en primeras filas estaba entregado mientras que para otros, la experimentación, lo naif de su espectáculo y los continuos golpes a su cabeza le parecían algo Freak. Por mucho que lo intentó, no consiguió meterse a los asistentes en el bolsillo ni desgranando canciones de su último álbum Addendum (un gran disco). Una pena para los que no lo conocían y un goce para otros.

Dos de los estandartes de la música en la década de los 90 tocarían ese viernes, uno de ellos es el grupo Slowdive y en el que casi conseguimos colocarnos en las primeras filas. La expectación era máxima, la banda de Neil Halstead ha vuelto con un disco publicado en 2017 llamado como la propia banda “Slowdive” siendo este, el mejor disco del año pasado para toda la prensa especializada y para mi también. El Kraut, el post rock, parte de dream pop, la maravillosa voz de Rachel Goswell (Bravo) hicieron que todo el mundo enmudeciera y casi sin creerlo para un festival (por lo menos en las primera filas) se instalara un silencio absoluto que fue de agradecer. Su intro en el concierto fue la canción de Brian Eno “Deep blue sea” del disco APOLLO (disco que en breve reseñaremos como uno de los más importantes de la música... ¿electrónica?) para nada más bajar el volumen empezar a desgranar su último disco con Slomo una de las canciones de su último trabajo. Repasaron toda su discografía desde los años 90 hasta ahora estallando entre aplausos con la gran 'Sugar for the pill'.

El concierto fue como un viaje por paisajes atmosféricos y preciosas melodías hasta terminar con la versión de Syd Barret “Golden Hair” publicada en los años 90; sinceramente a nosotros se nos soltó una lágrima de la maravilla de melodías y ruido que podíamos escuchar, mucha gente se retiró hacia atrás debido a la explosión de sonido y distorsiones que disparaban, trasladándonos a otro mundo. Al despedirse del público sonó otra canción del disco Apollo de Brian Eno pudiendo constatar el viaje por los paisajes sonoros al que nos habían llevado Slowdive, sin duda el mejor concierto del festival. Un 10.

BIME Live 2018


Todo lo que sube, debe de bajar y mientras todo el público de Slowdive cambiaba de escenario andando muy despacio (repetimos que el final de Slowdive era como para reflexionar sobre ello) nos apresuramos para poder ver a Yung Beef pero nos fue imposible. El escenario estaba lleno y cortaron el aforo. Así que nos fuimos a ver a Editors no con muchas expectativas de que fuera un gran concierto, y así fue. Tom Smith tiene una voz y una pose en el escenario sensacional pero no le acompañan las canciones de sus discos, tienen algunas buenas como 'Smokers Outside The Hospital Doors' pero ni con esas, el concierto fue plano y lineal sin remontada, una pena. Si todavía teníamos en el paladar los añorados años 90 gracias a Slowdive la puntilla la pondría el gran e imprescindible Richard D James, más conocido como Aphex Twin. El espectáculo de Aphex Twin congregó a casi todo el festival llamado por los sonidos de la música electrónica. Richard D James se encontraba en una cabina con altura y a su alrededor se podían ver varias pantallas. A su vez, fue acompañado de una chica que suponemos manejaba el vídeo en directo.

Muchas de las personas congregadas se esperaban una música electrónica a 4X4 pero la verdad es que Aphex Twin hizo un repaso por toda su discografía y por todos los estilos posibles. Empezó con ruidismo y ritmos rotos, pasando por el drum and bass y Jungle, el dub no se quedó atrás, techno, clicks and cuts, gabba, happy hardcore y todo mezclado con unos visuales en los que interactuaba con el público, los fans salían en las pantallas y se les deformaba la cara como lo hace él mismo en los vídeos que le manufactura Chris Cunnigham. En sus proyecciones pudimos ver lo más granado del panorama Freak Español: desde la Pantoja a Belén Esteban, la youtuber Soy una pringada, Kiko Rivera, políticos varios e incluso Pablo Iglesias que guarda un parecido físico con Aphex Twin tremendo, además de un sinfín de rostros de la socialité Española. El contrapunto de casi las dos horas de su concierto fue ver cómo la gente que esperaba un bombo a 4x4 se iba poniendo caras y luego volvían, consiguiendo al final que se quedaran y bailaran, otro 10 de concierto.


SÁBADO

ionnalee, BIME Live 2018Llegando al recinto bajo un torrencial de agua fuimos a disfrutar del concierto de Sun Kil Moon, fue otra de las duras decisiones al encontrarnos la coincidencia con Kurt Vile pero el formato más íntimo que había escogido para presentar el notable “This is my dinner” nos convenció por completo. Su voz, piano y guitarra y de vez en cuando alguna caja de ritmos bastante simple acompañaron todo su repertorio pero no hizo muchas canciones, el formato del repertorio para esta gira se basa en canciones largas pero que no se hacían pesadas. Al final nos convencimos de la buena elección de decantarnos por su set siempre acompañados de chupitos gratuitos de whisky. Más que notable.

Quedarnos en el mismo sitio fue lo que hicimos porque empezaba a preparar su show la artista conocida anteriormente como iamamiwhoami y ahora conocida como ionnalee, en poco tiempo se fue llenando el recinto por lo que se palpaba cierta expectación. La última vez que la pudimos ver fue como la cantante de todas las canciones del grupo noruego Royksopp y esta es la primera vez que íbamos a disfrutar de su música en directo. Con una imagen y una puesta en escena similar a la de Kate Bush, ionnalee toda de blanco lanzó las pistas con la colaboración de un dj al ordenador y con unas proyecciones minimalistas con su propia imagen. Todo el show reflejaba el frío y la electrónica noruega. El ventilador y la capa de luces hicieron que la gente gritase cuando hacía cualquier coreografía. Sonaron muy potentes Not Human o Samaritan, un precioso show con la gente entregada pero que tuvimos que abandonar casi al final del concierto debido a que MGMT empezaba su concierto. Otro Sobresaliente para el BIME Live y van….

Otro de los platos fuertes del BIME Live fue sin duda MGMT que gracias a su último disco mucho más pop han vuelto a tener buenas críticas como con su primer disco 'Oracular'. El concierto volvió a sonar de una manera brillante y esta vez, el show fue acompañado de pantallas con coloridas imágenes y una pantalla pequeña que estaba cercana a ellos donde se proyectaban otras imágenes y que al verlo, parecía en su conjunto una gran imagen psicodélica. Sonó Time to Pretend y ya con ella se metieron a todo el mundo en el bolsillo. Durante la canción She Works Out too Much el cantante Andrew VanWyngarden pedaleaba una bicicleta estática sobre el escenario, representando la canción. Sonaron la gran Me and Michael y Kids para cerrar el concierto, siendo esta una versión larga y algo descafeinada pero aun así, consiguieron ser uno de los mejores shows del festival.
 MGMT, BIME Live 2018
Nos esperaba GUSGUS en el escenario contiguo y no tardaron mucho en empezar. Aunque el colectivo GUSGUS son ciento y la madre, en esta ocasión se presentaron en formato dúo con Daníel Ágúst Haraldsson y Birgir Þórarinsson. Hace tiempo que no veíamos tanta empatía en cuanto al bailar en un concierto. Lifetime o Deep Inside de su disco 'Arabian Horse' hicieron que todo el mundo estuviera sin poder parar. Se despidieron comentando que nos dejaban con quizás la gran estrella de este año: Jon Hopkins.

Este es uno de los conciertos que con más ansia esperábamos, para mí el disco de Jon Hopkins es el mejor disco de este año y comprobar cómo lo llevaba al directo fue un aliciente. Con un comienzo dubitativo entre los sonidos que disparaba de sus sintetizadores pudimos comprobar cómo enseguida acertó con canciones como Emerald Rush en la que las proyecciones del precioso videoclip, mágico e inquietante, fueron haciendo que el show le gustara por igual a seguidores o ajenos a su música. En un momento en el que el videoclip alcanza un clímax, Hopkins hizo explosionar la canción y ya, desde ese momento fue un no parar habiéndose metido a todo el mundo en el bolsillo. En algunos instantes aparecieron unas bailarinas con unas mazas con leds (sinceramente algo hortera) pero que daban un contrapunto a las imágenes proyectadas. Con un sonido atronador terminó su concierto dejando a un Four Teat que hiciera lo que hiciera su sesión dj sonaba descafeinada. Ese fue el momento de nuestra retirada.

En definitiva, el BIME Live es un festival que se consolida con un cuidado sonido y selección de artistas de mucha calidad y al que seguramente, el año que viene volveremos.

Chuchiman
The Rumjacks, Concierto, España, Oviedo, Madrid, Badalona
Sí, has leído bien. Los australianos The Rumjacks aterrizan estos días en España. Con motivo del lanzamiento de su nuevo disco 'Saints Preserve Us' han comenzado una gira, que sirve además como conmemoración a los diez años sobre el escenario y que además de España les llevará por Francia, Suiza, Reino Unido y ciudades tan sorprendentes como Tokio, Osaka, Jakarta o Kuala Lumpur.

Con diez años a sus espaldas, The Rumjacks son de esas bandas que han conseguido a lo largo de sus discos hacerse con un público fiel, absolutos devotos del grupo, y lo más importante, que nunca fallan en sus oportunidades de poder disfrutarlos en directo. Diez años de celtic folk, de punk rock y de darlo todo en el escenario.

Por eso ya luce el cartel de sold out en el concierto que este viernes 23 darán en el Gruta 77 de Madrid. Así que, si eres de esos fieles seguidores y se te ha escapado esa entrada, muévete con rapidez porque tendrán dos conciertos más, el jueves 22 estarán en Oviedo, en la Sala Sir Laurens y el sábado 24 en la Estraperlo Club del Ritme de Badalona.

Los traen, quien si no, la gente de HFMN Crew.

J&B

Mala Reputación, Madrid, Concierto, Copérnico,

No hay muchas bandas que puedan decir que llevan 20 años encima de un escenario, pues bien, Mala Reputación lo puede afirmar. 20 años que a base de trabajo, constancia e ilusión, han sabido representar el rock estatal por todo el estado.

Los Mala, son ese tipo de banda, que sin hacer mucho ruido mediático y a base de trabajo, han sabido hacerse un hueco dentro del panorama del rock estatal. Es más, me atrevería a decir que se encuentran dentro de las 5 mejores bandas de rockandroll de todo el estado.

Pues bien, los asturianos han querido dejarnos un regalo a los fans de la banda, haciendo un concierto de fin de gira de su último disco “El arte de la Guerra”, así como con motivo del 20 aniversario de la banda encima de los escenarios, en Madrid.

Tan especial concierto tendrá lugar el próximo 17 de Noviembre en la sala Copérnico de Madrid. Más de dos horas de espectáculo, que seguro sirve para repasar los grandes himnos que tiene la banda. El combo asturiano, ha publicado que a lo largo de la velada contarán con invitados muy especiales que han formado parte de estos 20 años de la banda. Sin duda, un gran atractivo que seguro que hace, que la noche sea inolvidable.

Para los más rezagados, todavía quedan unas pocas entradas a la venta on line por 12€ o entradas físicas en Potencial Hardcore. Las últimas entradas disponibles, saldrán el mismo día del concierto en taquilla, a un precio de 15€. Un planazo para el fin de semana, que sin duda servirá para homenajear a estos veteranos de la escena del rock estatal.

Por otros 20 años de mala reputación! Puxes Asturies!



Saltimpunki
Rat-Zinger en PintorRock2018

Nos encontrábamos disfrutando, y también currando un poquito, de la octava edición del festival Pintor Rock en El Morell (Tarragona), cuando entre bambalinas nos encontramos con un viejo amigo, Oscar Streamline (Técnico de sonido de Rat-Zinger y ex-Disidencia).

Entre saludos y risas recordando viejas batallas, se nos ocurre una idea. ¿Se atreverán los Rat-Zinger a una entrevista improvisada de Saltimpunki? Pues la respuesta es... ¡por supuesto que sí! Vaya que si se atrevieron.

Nos hablan de sus bandas favoritas, la música y los festivales que más les gustan. Menciones especiales al Pintor Rock y al Gasteiz Calling.

Aquí os dejamos lo que fue una reunión entre amigos, y en la que se puede escuchar a unos Ratzinger más naturales e íntimos que nunca. Seguro que ellos se partitían la caja con esta última afirmación. Y les damos las gracias por las facilidades y por prestarse a algo que no muchas bandas harían.

Dale al play y comienza a disfrutar de Ratzinger en todo su esplendor. Luces, cámara, y ... los Rat-Zinger al descubierto.




Saltimpunki