Cosas que contamos

Say it loud!
Cada año Festivaleros! ponemos el ojo en este festival que es un referente de la música y cultura negra de Barcelona, donde siempre descubrimos nuevos nombres de la escena local e invitados internacionales. 

Say it Loud

Say it Loud ​​celebra este año su décimo aniversario, del 19 al 31 de octubre en diversos espacios de Barcelona: La Farinera del Clot, Ateneu Popular 9 Barris, Fàbrica de Creació Fabra i Coats y Ateneu La Harmonia. La Librería Pebre negre y los Cinemes Girona, serán dos espacios que también acogerán actividades del Say it Loud



La programación musical incluye nombres como Tank and The Bangas, Nomadic Massive, Jungle Fire, Pad Anthony, The Bongo Hop & Nidia Gongora, Big MenuThe PenguinsGenius T meets Adala & Alex BassHighlight Sound, Purple RocketsStereotone meets Paupam
& Supa Bassié y Rebelmadiaq.

Say it Loud quiere poner la cultura en el centro del cuadro y quiere reivindicar el papel que el arte tiene como vertebrador de las comunidades y de las ideas transformadoras. Por esta razón la propuesta no se limita sólo a una serie de conciertos, sino que se amplía con las charlas, las exposiciones, los talleres o las proyecciones, para mostrar así toda la riqueza y la influencia de la música y la cultura afroamericana en una ciudad mediterránea del siglo XXI.

La mayoría de las actividades son gratuitas, con excepción de algunos conciertos. Podéis consultar la programación en www.sayitloud.cat.



Más de 30.000 festivaleros acudieron el fin de semana pasado a Bétera (Valencia) para disfrutar de un Festardor en pleno crecimiento como festival. Os dejamos una crónica en 12 imágenes del fin de semana.

kboy

Último día de Leyendas por mi parte tiene un claro cabeza de cartel Rhapsody, pero en el papel el cabeza es Sabaton quien dispondría de todos los recursos posibles para presentar su show. No me quiero olvidar tampoco de bandas como Saratoga y Tierra Santa, Lujuria y por supuesto Vhäldemar.

Llegue al principio de la actuación de Eclipse, pero después de un par de tema, decidí acercarme mejor al Reale, y tener un buen sitio para ver a Vhäldemar. Conseguí lo que buscaba, ya que me coloque en primera fila pegado a la “Barrera de Inseguridad” (el juego de palabra es malo pero…) y a mi lado Alberto, que nos proporciona algunas de las fotos de las crónicas. El espectáculo vivido durante 50 minutos fue puro metal. La banda entro con “1366 (Olds King Visions Part V)” sacado de su recién estrenado EP “Olds King Visions”, y se puede decir que el tema ha calado hondo en la asistencia, que ya la estuvo coreando. Carlos el cantante es un espectáculo constante. Me recuerda el protagonista de “Aterriza como puedas”, este chico tienen un problema con la bebida y serio, cada vaso acababa rociado por encima suya (para pillarlo hay que ver la peli que es muy recomendable). El resto de la banda se porta muy bien, Pedro J. el guitarrista acompaña con sus coros los temas. El batería titular Gonzalo no pudo venir por algún tipo de problema, y su sustituto (no me quede con el nombre) lo hizo muy bien. De lo mejor del festival.

En cuanto regrese el principal se estaba preparando Battle Beast para saltar al escenario. Heavy metal de la vieja escuela, y estética llamativa. Como mola el ventilador que hace levantarse el pelo de la cantante. Me recordaron mucho a Doro. Pase un buen rato aunque estaba más pendiente del otro escenario para colocarme en primera fila para ver Saratoga. Creo que merece una escucha más detenida, y eso haré cuando tengo un hueco. Solo sensaciones positivas.

Saratoga ya no necesita presentación, hace lo que sabe hacer, Power Metal cuadrado, bien acompañado por el súper dotado Tete Novoa. La banda sigue dando guerra con el que iba a ser su último trabajo, aunque visto la acogida del público, y la entrega del mismo durante todo el concierto, dudo que se vayan tan pronto. Me lo pasaba muy pero lo que acabo de encenderme, y a mucho gente del publico es “No Sufriré Jamás Por Ti”, a partir de este momento fue una carrera desenfrenada. Personalmente la que más me gusta “Soy Como El Viento”, esta canción esta labrado para el directo. En algún momento Tete se bajo del escenario y fue dando palmadas a la primera fila del público. Como siempre el cierre a cuenta de “Perro Traidor” excelente. Es la segunda vez que los veo en Leyendas, y las dos veces me gustaron mucho. Por favor seguid, no lo dejéis, Seguid “viviendo en el mal”, por nuestro gran disfrute.
El tramo siguiente lo dedique a pasear una vez más por el festival. Un poco de Manegram, y merienda cena escuchando Magnum desde la zona de restauración. El sonido y las luces eran espectaculares. Escuche de varias bocas que fue la mejor actuación del festival junto con UFO este año o Nazaret y Uriah Heep el año pasado. No escuche estos clásicos de jóvenes, y hoy por hoy, dedico más tiempo a banda actuales que a los dinosaurios, es fallo mío, pero no lo puedo enmendar, prefiero escuchar Vhäldemar o Hitten que Magnum.

Ese descanso me permitió llegar con las pilas cargadas a uno de los grandes momentos del festival: Rhapsody. Leyendas Del Rock trajo en exclusiva a la reunión de Rhapsody (aunque falte Alex Strapoli que se quedo solo en Rhapsody Of Fire). Tocaba escuchar el “Symphony Of Enchanted Land” (tenía entendido que lo tocaban al completo, pero se quedaron fuera dos temas). Una lástima que se trate también de una gira de despedida. El rock es cíclico, hay bandas que se van, otras llegan, otras vuelven, pero lo que no se puede negar es que en el caso de Rhapsody nos dejan su legado, una banda pionera con composición con muchos adornos, y acompañamientos. En cuanto a su paso por el De La Rosa, un 10, mucha gente opina que en muchas ocasiones su sonido es caótico, aquel día no fue el caso. Fabio Lione estaba en un gran día como lo demostró al final con “Lamento Eroico”, un tema con voz de ópera, en el que comulgo con el público, pero antes tuvimos un despliegue de power metal sinfónico de gran escuela. Desde mi punto de vista “Esmerald Sword” fue espectacular, una de las canciones mas épica de la banda, fue empezar y disfrutar, y todo lo que vino a continuación no iba a ser menos. Sin dudas de lo mejor del festival.

Uno de los momentos importantes del festival era el paso de Sabaton con su montaje al completo, Tanque, pirotecnia, pantalla gigante. De principio a fin fue un derroche de explosiones, llamas, y decibelios. Al nivel musical, Sabaton es Sabaton. No se le puede pedir más ni menos de lo que hacen, temas cuadrados y guerreros, pero sería tiempo que Joakim Brodén renueve sus bromas, ya que son las mismas que hace dos años, y al parecer son las mismas desde hace muchos años. Al final este concierto si no hubiera sido por los efectos especiales, y lo vistoso del tanque (disparando varias veces durante el show), pues no aporta nada nuevo. Por supuesto “Ghost Division”, “The Art Of War” o “Primo Victoria” son temas ya universales, y en vivo son excepcionales. Pero de una cabeza de cartel espero un poco más, que sea una actuación única, y no la reproducción al idéntico de una coreografiar estudiada y repetida hasta la saciedad, algo más fresco. Aún así disfrute mucho, pero no llego ni con asombro a otros grandes momentos del festival.

Un problema con la logística obligó a cambiar los horarios, y en lugar de Bloodbath, saltó al escenario Lujuria. La banda de Óscar Sancho es inimitable, y tal como pasa con Warcry, son parte del Leyendas, no hace falta confirmar su participación, estarán seguro. Como siempre gozan del mejor sonido del festival, y el público le devuelve siempre su cariño. Durante su show también participaron Thybreat los ganadores de “Tocate una con Lujuria”, pero lamento decir que no estaba en este momento, y no la puedo valorar. Otro momento emotivo es cuando Marcos Rubio entrega el galardón de Heraldo del Leyendas a gente que ayudan a su promoción y organización. Muchos abrazos y agradecimientos. Y vuelve a arrancar el espectáculo. Lujuria es la esencia del metal, no le hace falta efectos especiales, suda por cada poro de su piel, cada letra rezuma metal. El setlist estaba compuesto con el álbum “Cuentos para mayores”. El momento cumbre es cuando Marcos Rubio volvió a subirse al escenario y canto a dúo con Óscar el tema “Corazón De Heavy Metal” soltando todo el estrés acumulado durante el desarrollo del festival… Como siempre un placer ver Lujuria, y ya sabéis nos vemos el año que viene.
Estamos en última recta del festival, y salta al escenario Tierra Santa. A mi gusto una de la bandas con el Heavy más elaborado, en mucho momento instrumentales suena a Maiden, una señal de calidad, por supuesto lo mejor del concierto son los tres temas finales con “Legendario”, “La Canción Del Pirata” y “La Canción Del pirata II”, el publico aún numeroso a pesar de la hora estaba disfrutando de lo lindo. Es siempre un privilegio ver Tierra Santa.
Que mejor que “Baño de Sangre” para cerrar el festival. Por supuesto Bloodbath hubiera gozado de mayor afluencia si hubieran tocado en su horario, pero diría que han tenido tirón. Por mucho que lo intente este estilo de death metal tan bruto no me va. Escuche unos cuantos temas, y me quede en la retina a Nick Holmes el cantante, uno de mis cantantes favoritos (con Paradise Lost). Pero siendo honesto no puedo valorar lo que he visto.

En resumen quizás el día más flojo del festival, muchas buenas bandas, pero le faltó algo para estar a la altura de los demás días. Me quedo con la actuación de Vhäldemar y de Rhapsody que fueron de lo mejor del día.

Llegué al albergue, como siempre la ultima noche, andando, despidiéndome de las calles de Villena, mi hogar 4 días al año. Esa ciudad huele a Metal, no se podría soñar con mejor ubicación para un festival. Y empecé como siempre a recopilar la información del día, y haciendo planes, no para el día siguiente sino para la próxima edición donde podremos disfrutar de Nightwish, ya era hora que Leyendas se traerá esta banda, sin olvidar Sonata Arctica, Sepultura o Warlock. Pero eso es ya otra historia, otra aventura…

Mescouillesenskis

Foto Vhäldemar cedidas por Alberto Martinez Fotógrafo de conciertos
Fotos cortesia de  Leyendas Del Rock
Jorge da Rocha

El contrabajista portugués Jorge da Rocha presentará su nuevo álbum ‘To drop and let go’ este domingo 15 de octubre en la Sala Hiroshima, en Barcelona. Además de interpretar los temas de este trabajo recién editado, también nos deleitará con canciones de su disco anterior ‘These are a few of my favourite songs’ (2016), sus versiones particulares de artistas contemporáneos como The White Stripes, Massive Attack, Björk, Bob Marley, Zeca Afonso o Radiohead. Será un espectáculo singular en el que el contrabajo y su voz son los protagonistas, con la ayuda de una loopstation. Podemos encontrar muchos sonidos diferentes, toda la textura del cuerpo del contrabajo, las percusiones, varias capas de voz y todos los efectos que hay por el medio. Una gran oportunidad para disfrutar de un músico que concilia su huella jazzística con el pop, el rock, la canción, lo alternativo y la electrónica, proponiendo nuevos caminos para llegar al alma y al corazón del espectador. Festivaleros! charlamos con Jorge da Rocha que nos habló sobre su música y su nuevo trabajo.

FESTIVALEROS!: Ya tocaste en diversos proyectos, paseando por el jazz, electrónica, flamenco, rock, pop, música clásica... ¿Cómo surgió la idea de tu proyecto solo? Explícanos un poco tu música.
JORGE DA ROCHA: Es un poco por allí, después de haber tocado con un montón de grupos de jazz y varios estilos, siempre tenía las ganas de hacer mi cosa. Estudiando jazz, me sentía un poco obligado a estudiar ciertas cosas y tal. Vengo de pequeño de escuchar mucha más música pop, rock, alternativa y todo eso. Tenía esta cosa que me faltaba espacio para ser expresada. Otra cosa que pasó es que tenía muchas ganas de cantar, pero tenía vergüenza. Un día, decidí probar, empecé a cantar en la calle, en el Park Güell y vi que funcionaba. La gente se paraba, tenía una buena respuesta. Hasta que decidí ya meterme con esto. De allí la cosa fue evolucionando. Primero, empecé solo con el contrabajo, luego con un loop pequeño muy simple hasta que decidí grabar el disco y montar un nuevo show con un pedal de loop más complejo. Vino de esta necesidad de expresar algo más mío porque tocando con otros grupos siempre tienes que hacer concesiones, ideas y tal. Y así, hago las cosas a mi bola.

F!: ¿Cómo fue el proceso creativo de tu primer disco "These are a few of my favorite songs"?
JR: Tengo algunos grupos que siempre me han impactado mucho como Radiohead, Björk, Massive Attack. Luego, una mezcla de mis temas realmente preferidos con los que se pueden adaptar mejor al contrabajo. He probado un montón de temas diferentes, pero hay algunos que por sus características de como ya están hechos se encajan mejor con este proyecto. Por ejemplo, el tema de White Stripes, al final lo decidí hacer porque para esta investigación de tocar el contrabajo y la percusión a la vez, me sentía muy cómodo. La frase permite el espacio que hay entre las notas para hacer esto. Entonces, esta fue una razón para hacerlo, no solamente porque era mi tema preferido. Hay otros temas que me gustan mucho más que este. Es una mezcla de temas que me gustan con alguna característica especial que tenía sentido hacerla con un contrabajo. La verdad es que estuvo guay porque empecé a investigar de verdad el instrumento. Habiendo estudiado jazz, tenía una forma muy de escuela de estudiar. Con estos temas, empecé a conocer más el instrumento, a buscar otros sonidos, otras formas de tocarlo. La idea era un poco esa: usar estos grupos como una excusa para investigar acerca del instrumento hasta que el resultado me pareció bueno para grabarlo en un disco. Entonces, dio también un poco más de justificación para este proyecto.

Jorge da Rocha

F!: ¿Qué podemos esperar de tu nuevo disco 'To drop and let go' que será lanzado el día 15 de octubre en la Sala Hiroshima, en Barcelona?
JR: Son temas muy personales y las letras también son muy personales. Si el primero era una investigación, este es ya como una aplicación de lo que he investigado y de lo que he aprendido, transformando y aplicando a mis temas. Entonces, es un disco muy personal en cuanto al contenido porque habla de cosas muy internas, son sentimientos, transformaciones, mis miedos como artista, como persona. Este proyecto para mí es un poco atrevido en el sentido de que estoy solo en el escenario y a veces te da inseguridades... Habla de esto también, del contenido más emocional. Del contenido musical, bueno, es también un resumen de todo lo que he investigado y también de la música que me gusta. Entonces, hay temas que son un poco más alternativos, otros experimentan más con el sonido, luego hay un muy portugués, casi tradicional. "Raval" que suena más como músicas del mundo, muy árabe, flamenco, así una mezcla rara. Luego, el último tema es bastante música electrónica, que me encanta. Es un poco una mezcla de estilos, que es la fase que estoy ahora, quizás también me estoy buscando a mi mismo, cual es mi voz como artista. Este disco es más bien una búsqueda en este sentido. Y cuanto al nombre 'To drop and let go', el nombre también tiene que ver con el contenido. Era como cosas que realmente tenía la necesidad de liberar. Estaba en ellas hacía mucho tiempo, la necesidad de cogerlas, soltarlas y adiós. Va un poco de todo eso.

F!: Este verano estuviste de gira por varias ciudades europeas, en diferentes configuraciones, tocando en la calle, en bares, en salas... ¿Puedes contarnos un poco sobre esta experiencia?
JR: Me encantó la experiencia, sobre todo me dio para desarrollar más el proyecto. Lo que pasa es que toqué más los temas del primer disco. Al final de la gira los tenía súper afincados. Me sirvió también para tener musicalmente los temas más seguidos. Por otro lado, fue muy interesante porque tocar en tantos sitios diferentes, te das de cara con públicos muy distintos. Y también, de empezar a saber a manejar estos públicos. A veces, dependiendo del feedback que recibes, sientes, tocas de una forma o de otra. Entonces, fue muy interesante también por eso, por encontrar públicos muy distintos, reaccionar y relacionarme con esa novedad. Al ser varios festivales, varios sitios diferentes, acabas por conectar con otros artistas, te abre un poco los horizontes en cuanto también a contactos para seguir tocando por allí, proyectos también que te inspiran de artistas no solo de música. En algunos festivales, vi también cosas de teatro y marionetas que me han dado un aporte creativo. Fue muy interesante.  Estuvo guay también por eso y simplemente por viajar, por ver sitios diferentes.

F!: Nos puedes mencionar algunos artistas que te hayan llamado la atención.
JR: Hay un grupo especial que me encantó, que se llaman Shishko Disco. Es muy interesante lo que hacen. La base del grupo es un guitarrista y una cantante que se conocieron y empezaron el grupo en Goa, en la India. El chico es de Israel y la chica no sé de donde es, pero viven en la India. Se juntaron y hacen una música muy especial, con mucha influencia árabe y de la India también, pero a la vez muy rockera, muy progresiva. Me pareció muy interesante.

F!: De la gira de este verano, ¿cuál fue el mejor concierto o el lugar más sorprendente?
JR: Puedo mencionar tres sitios. Me encantó tocar en Pennabilli, en el Festival Artisti in Piazza porque hay una muy buena energía en este sitio y la gente del festival me ha acogido muy bien. Con alguna gente de allí, de Pennabilli, hice la música para un corto, luego recomendaron mi música también en otro sitio. Me empezaron a salir muchas cosas a partir de esta conexión con Pennabilli. Luego Berna por la organización y por el público que era muy respetuoso, la gente se sentía muy agradecida de escuchar mi música. Luego, un concierto muy simple en el bar Pizzini, en Bamberg, Alemania. Allí también me gustó mucho porque después de hacer tantos festivales, de mucha calle, mucha gente, ir a un sitio pequeño donde la gente estaba muy atenta y fue precioso. Luego, me gustó mucho tocar en el Mercat de Música Viva de Vic. Estaba un poco nervioso porque sabía que había muchos programadores y gente del mundo profesional de la música, pero salió muy bien.

Comprar entradas para el concierto en la Sala Hiroshima en Barcelona
Jorge da Rocha
Adriana
Foto: Vincent
BIME, Festival, Bilbao, 2017
No es la primera vez que os hablamos del BIME, un festival de otoño de reciente creación y que edición tras edición se está asentando en Bilbao como uno de los referentes, no sólo musicales sino también por la multitud de actividades que se realizan a su alrededor.

BIME, Festival, Bilbao, 2017, BIME Pro
Por un lado, entre el 25 y el 27 de octubre se celebra BIME Pro. Una especie de congreso de la industria musical donde a través de ponencias y mesas redondas se desgrana con todo detalle como está la industria musical en la actualidad. En paralelo a las charlas se celebran varios Showcases que tradicionalmente dejan descubrimientos musicales de lo más interesantes y seguro que este año no va a ser una excepción.

Este año también se celebrará lo que se ha bautizado como BIME City, una excusa perfecta para conocer a grupos emergentes. Los días 25 y 26 de octubre habrá más de 30 conciertos repartidos por toda la ciudad de Bilbao, incluyendo algunas de las salas más representativas del
BIME, Festival, Bilbao, 2017, BIME City
Botxo. Conciertos de entrada libre hasta completar el aforo y la excusa perfecta para conocer a los artistas que estarán haciendo ruido durante los próximos años.

Y por último el BIME Live, el Festival musical en sí mismo. Como en las ediciones anteriores se celebrará en el BEC! de Barakaldo. En esta ocasión será el viernes 27 y el sábado 28 de octubre y entre los nombres más destacados del cartel nos encontramos a The Prodigy, Royal Blood, Franz Ferdinand, Metronomy, Vitalic, Orbital o Ride.

En apenas un par de semanas Bilbao volverá a llenarse de música. Las entradas para el BIME Live todavía se pueden adquirir a un precio de 75 euros. Las entradas de día, por su parte, están ya en 50 euros para viernes y sábado.

BIME, Festival, Bilbao, 2017, BIME Live

J&B


Muchos de vosotros nos seguís y leéis nuestros artículos porque os gusta el estilo, lo que contamos o simplemente porque también habéis sentido lo mismo que nosotros. Puede que incluso algunos hayáis visto esa camiseta con la explosión festivalera en algún pogo o en primera fila de algún concierto.

Ahora es el momento de que tú también formes parte aún más cercana de la familia festivalera. El campamento festivalero vuelve a crecer y lo hace en forma de tienda online donde puedes adquirir algunos de nuestros diseños para que te los lleves puestos a tu próximo festival.

Pásate por aquí, busca el diseño que más te guste y no lo pienses más... #Festivalízate!