Cosas que contamos


Fotos: Fran Carrasco.
Texto: Miguel Buendía.

No todos los días un festivalero de pro tiene la oportunidad de montar su propio festival desde cero. Este humilde redactor que aquí os lo cuenta lo ha conseguido y, tras su tercera edición, os lo voy a contar, a la par que os animo a montar vuestra propia iniciativa.

Qué son las Jornadas De Ida y Vuelta

De Ida y Vuelta se celebra cada Julio en la ciudad alicantina de Torrevieja y está pensado como unas jornadas culturales de encuentro entre artistas, público y ciudadanos en torno a las culturas hermanas de Cuba y España. Es también una plataforma abierta formada por creadores de muchos tipos en la que caben muchas propuestas artísticas (música, cine, danza, talleres, arte, street art, conferencias, gastronomía o juegos, por el momento). Tiene un doble objetivo: explorar y celebrar las similitudes y diferencias de Cuba y España, y dejar un poso cultural que estimule la nueva creación en la ciudad en que se celebra. Frente al modelo clásico de “festival” que monta un gran evento durante unos días pero luego desaparece, pensamos en De Ida y Vuelta como un viaje continuo, que se remata en una gran celebración de una semana.

Cierre el sábado 21 con música junto al mar por el grupo de Raúl Rodriguez y Arará Quartet.



La verdad es que viajar, ver muchos festivales, y trabajar en algunos de ellos, ha sido (y sigue siendo) un excelente aprendizaje para la creación del tuyo propio. Ya sabéis, siempre hay que aprender de los maestros para luego hacer lo que a uno le venga en gana :)


Aunque eso de “hacer lo que a uno le venga en gana” es más una fantasía que una realidad. Claro que uno tiene poder de decisión, pero siempre ha de contar, además de con las obvias limitaciones de presupuesto y requisitos legales, con su equipo, y este es un nutrido colectivo que comprende, además de la Concejalía de Cultura de Torrevieja, la Universidad de Alicante y la Embajada de Cuba, personas de mucha índole: una psicóloga, varios pintores, un fotógrafo, un diseñador, una arquitecta, una funcionaria, varios maestros, un informático, un músico, un empresario hostelero, un vidriero, una cineasta, un publicitario... estos son algunos de los marineros que forman parte, de una manera o de otra, de este apasionante viaje.

La III edición

Desde el inicio tuvimos claro que estas jornadas no consistían sólo en celebrar, sino en conocer, fusionar y crear (de ahí su lema “arte, fusión y conocimiento”). Por eso el año pasado se unió la Universidad de Alicante, organizando un curso y conferencias donde se hablase de muchas disciplinas, pero en un ámbito de aprendizaje. Además de esto, este año ha habido otra gran novedad que abre la puerta nuevo camino: hemos invitado a artistas de un puerto de la ruta histórica de las Américas, comenzando por Sevilla, puerto originario de Indias, por donde primero entraron ideas de todo el mundo en nuestra península. Esto tomó forma en que varios artistas sevillanos nos visitaron y algunos de ellos se integraron en nuestro equipo durante la semana, formando parte de la familia como uno más. Estos artistas fueron el dj Ion Din Anina, el artista urbano Zësar Bahamonte, y como visitante de corta pero intensa duración el músico y antropólogo RaúlRodriguez, que explica su experiencia en el siguiente vídeo:




El mural que durante la semana crearon el sevillano Zësar Bahamonte y el torrevejense Sean.
Durante la semana del 16 al 21 de Julio pudimos disfrutar de muchas propuestas, cada más cada año, con mucho esfuerzo e ilusión, un presupuesto limitado pero un equipo que lo suple. Hay muchas maneras de suplir la falta de recursos económicos, y la mejor que se nos ocurre y la más hermosa es la colaboración con otras instituciones, asociaciones, empresas, la lógica del, si tú no puedes, busca ayuda. Todo esto puede parecer que complica la coordinación pero, bien hecho, enriquece enormemente la propuesta y además la simplifica porque se basa en la colaboración.

A colación de esto, comenzamos la semana con un ciclo de cine hispanocubano que cuenta con la colaboración de la Embajada de Cuba, quienes nos envían una selección del mejor cine cubano (que sorprende por la calidad de sus historias) y la asociación cultural local “La Cueva de Melpómene”, quienes nos ayudan a elegir los filmes y a presentarlos. Todo en el patio de la biblioteca municipal, recuperando el espíritu de esos cines de verano que nunca se deberían de haber perdido.


El guionista cubano Alejandro Hernández, escritor de "Habana Blues", "El Autor" o "Todas las mujeres"


Casi a la vez del ciclo de cine, comenzaron las conferencias de la Universidad de Alicante, este año enfocados a las disciplinas artísticas de la música, el teatro de variedades y el cine. Además de varios estudiosos y profesores de la Universidad de Alicante, brillaron con luz propia el neo-trovador Raúl Rodriguez, conocido por su labor en solitario y por sus trabajos con su madre, Martirio, con Santiago Auserón, Kiko Veneno o Raimundo Amador, con su conferencia “Antropomúsica De Ida y Vuelta”, el guionista ganador de un Goya Alejandro Hernández, y los integrantes de la prestigiosa Radio Gladys Palmera José Arteaga y Tommy Meini.


La curadora de la exposición Aned Machado dando la bienvenida al público que vino a abrir "¿Hacer las Américas?"


Obra del artista cubano Ernesto Planas


José Arteaga y Tommy Meini lanzando temazos en la Sesión Gladys Palmera.


La Sesión Gladys Palmera, con una selección sacada de la colección más grande de música afrocubana del mundo, fueron los encargados de abrir la noche del jueves 19 un evento que ya se ha convertido de los más esperados del año en Torrevieja: la inauguración de la exposición de artistas cubanos y españoles. Este año tenía como hilo conductor la idea de “¿Hacer las Américas?”, como idea del viaje transformador, de la emigración y la inmigración.

Y llegado el fin de semana, el baile y la música tenían que tomar el protagonismo. Para ello se intervino un precioso parque junto al mar y se transformó en una verbena de un pueblo marinero, que bien podía encontrarse en Cuba o en España. Allí tuvieron cabida el son cubano, talleres de flamenco y de percusión africana y los ritmos entre lo tradicional y la vanguardia del sevillano Ion Din Anina, quien repitió este año y, junto al pintor Zësar Bahamonte, ya se ha convertido en parte de la familia de estas jornadas.
La bailarina Sandra Esteve en el taller de flamenco


Sesión de baile en el templete por Ion Din Anina (Sevilla)


Taller de percusión y baile por African Djembe (Senegal)


Son y salsa por el Septeto Miguelito Quesada


Quién también ha dejado un hueco en nuestros corazones es otro sevillano, el anteriormente mencionado Raúl Rodriguez, cuyo discurso artístico rema en paralelo al de nuestro encuentro artístico. Nuestro objetivo común es la búsqueda de un nuevo folklore que, en palabras suyas, “retrocede hacia el futuro”, que es tradición y vanguardia a la vez. Su concierto en formato completo hizo soñar junto al mar a las gentes de Torrevieja y a sus visitantes.


Raúl Rodriguez y su grupo nos hicieron soñar junto al mar


Arte en las manos


El bailaor Mario Vargas


Una vez terminado siempre queda la sensación del trabajo bien hecho. Aquellos que os dediquéis a los eventos sabéis de qué hablo: de que todo el estrés y esfuerzo ha merecido la pena para poder llevar algo a la gente, para emocionarla, hacerla reír, bailar... es uno de los mayores gozos de este mundo. Este año tenemos la sensación de que, tras tres años de ediciones, se ha abierto una nueva puerta, que este barco no ha hecho más que zarpar, sólo que ahora tiene claro su rumbo y que cuenta con los mejores marineros que haya visto navío.


El equipo organizador casi al completo



Como podéis intuir, esta amalgama de propuestas es fruto del duro trabajo de un colectivo que, en palabras del maestro Raúl Rodriguez “trabaja en busca de la verdad y de la belleza”. A todos ellos y ellas va dedicado este artículo, vosotros sabéis quiénes sois.



Miguel Buendía es gestor cultural bajo el nombre de Nomad Radio, y ha trabajado en proyectos artísticos y musicales en España, América, Europa, Asia y Australia. 



Leyendas del Rock

A poco días del inicio del Leyendas Del Rock 2018 vamos a repasar qué hacer en  la bonita ciudad de Villena, y recordar algunos detalles técnicos del recinto.

Empecemos con un recorrido por las calles de Villena, y como va siendo tradición podremos desayunar en nuestra segunda casa: The Cathedral. Ya llevamos hablando de la cafetería de los Paco varios años, y su fama y es indiscutible. Buenos precios, y buen ambiente. 

El año pasado descubrimos un nuevo local llamado Todo Queso, y como su nombre lo indica se dedica al queso. Multitud de queso, tapas y platos derivados del queso, una buena copa de vino, y un servicio muy atento dispuesto a hablar y enseñar todo sobre el queso. Un lujo de almuerzo. El año pasado me quedé con las ganas de traerme queso, pero con el calor se hubiera dañado la calidad del producto, pero no lloren, tienen envío a domicilio. Si queréis saber donde encontrarme el miércoles al mediodía ya lo sabéis.

Otro bar que visitamos el año pasado fue el Quitapesares. Otro buen sitio para tomar unas tapas, una cerveza fresca y todo de la máxima calidad. Si bien el bar estaba abarrotado, el servicio fue ágil, y agradable. Espero poder repetir este año.

Lo que mas me ilusiona es la oferta de nuestros hermanos del Salón de la Cerveza. Este año presentan cervezas de elaboración propias. Pero lo más interesante, es que con  la colaboración del Mercado  Municipal y del del Katakroket  (entre otros locales del mercado) ofrecerán directos con conciertos Vileñeros (tributo a Leño), Darknoise, Dr Vulcano, y Leviatan. Un paso adelante del equipo del salón de la cerveza por ofrecer alternativa a los asistente al festival. Por cierto el año pasado vinieron Angelus Apatrida para presentar su cerveza, y la cola fue impresionante, todo un éxito.
Por supuesto Villena es más. Podéis visitar el castillo, el Tesoro de Villena, o pasear por sus calles, disfrutar de sus parques y plazas.

Leyendas del Rock


En cuanto al festival si ya has estado en Leyendas del Rock, pues este año poca novedades hay.
Si es tu primer viaje al Leyendas algunos datos prácticos:

La zona de acampada es amplia y se puede disfrutar de dos formas: la zona de sombra con vigilantes por el en el que podrá gozar de un bien merecido descanso por 15 euros. Y la zona sol, que es libre y sin vigilancia. Cada una tiene su encanto.

Solo tendrás que cruzar la carretera para acceder al recinto. El primer día la cola se hace más larga por la mayor afluencia, pero en general el acceso es rápido. Subiendo la cuesta llegamos al campo de futbol que alberga los escenarios principales (Azucena y De La Rosa). Allí encontramos una carpa que nos permite protegernos del sol durante las actuaciones de día, y allí se puede encontrar la barra, y la zona de merchan oficial. En los contornos del campo tendrán puesto de ventas, y sobre la zona de restauración, que van mejorando cada año con bancos y mesas, y un mayor numero de papeleras.

Siguiendo el paseo por el recinto, en el fondo encontramos en pueblo vikingo. El año pasado di una visita, pero en ese momento no había ninguna actividad, este año volveré.

La pista de Hockey patines sirve para albergar más  puesto de ventas. Y rodeándolo accedemos a la pista cubierta, el territorio del escenario Mark Reale, donde se van a congregar bandas nuevas con glorias del pasado. Para terminar el paseo podremos acercarnos a la piscina. Donde algunos privilegiados pueden refrescarse durante el caluroso día.

Aquí un repaso rápido del festival. Saber también que hay una línea de bus urbano hasta las 4:00 de la mañana. Que permite regresar cómodamente a los alojamiento si no se alojan en la zona de acampada. Os recuerdo también que el festival pone a vuestra disposición un app gratis donde puede encontrar los horarios y información varias.
Repasando los horarios oficiales, y mi quiniela veo que no estaba muy desencaminado. Informar que Ars Amendi sustituye a Boni para la fiesta inaugural. Las noticias sobre Boni son agridulces, por un lado y es lo más importante, la intervención salió muy bien, y se espera un pronta recuperación. Por otro lado dicha intervención lo dejo sin voz. Todo nuestro apoyo a ese gran personaje de rock nacional.

Queda poco para volver A Villena, y cada día crece las ganas. Si los rumores que van corriendo en los foros son ciertas podemos estar ante una edición histórica, pero aquí no nos vamos a hacer ecos de rumores sino de hechos. Y el hecho es que esta nueva edición de Leyendas del Rock esta aquí para disfrutarla.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines, 2018

Cordel do Fogo Encantado es una importante banda de la escena musical brasileña que reúne Lirinha (voz, pandeiro), Clayton Barros (guitarra y voz), Emerson Calado (percusión y voz), Nego Henrique (percusión y voz) y Rafael Almeida (percusión y voz) después de ocho años de pausa.

En 1997, en Arcoverde, sertão de Pernambuco, en el Nordeste brasileño, surgió un grupo escénico-musical, compartiendo el teatro, la literatura de cordel, la poesía oral de los cantadores y ritmos afro-indígenas de la región. Y, de esa mezcla, nació el espectáculo Cordel del Fogo Encantado.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines

En el carnaval de 1999, Cordel se presentó en el Festival Rec-Beat y lo que era sólo una obra teatral gana contornos de un espectáculo musical. En 2001, con la producción del maestro de la percusión Naná Vasconcelos, Cordel do Fogo Encantado grabó su primer álbum, que lleva el nombre de la banda. El grupo hizo giras que pasaron por los más remotos cantos de Brasil.

Después de la grabación de su segundo álbum "O Palhaço do Circo sem Futuro" en 2002, la banda ganó proyección internacional, con presentaciones en Bélgica, Alemania, Portugal y Francia. También grabaron canciones para la banda sonora de las siguientes películas: "Deus é Brasileiro", de Cacá Diegues, "Lisbela e o Prisioneiro", de Guel Arraes y "Largou as botas e mergulhou no céu", de Bruno Graziano, Cauê Gruber.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines

En 2005 lanzaron el DVD MTV Presenta, el primer registro audiovisual de la banda. El año siguiente, lanzaron su tercer disco "Transfiguração". En febrero de 2010, el vocalista Lirinha anunció su salida del Cordel del Fogo Encantado, encerrando las actividades de la banda. En febrero de 2018, Cordel del Fogo Encantado anunció su regreso a las actividades, con la formación original, y el lanzamiento de su cuarto disco "Viaje al Corazón del Sol".

Charlamos con el percusionista Emerson Calado después de su concierto en el FMM Sines 2018.

Emerson Calado, Cordel do Fogo Encantado


FESTIVALEROS!: Después de estos XXX años de pausa de la banda, ¿qué ha reactivado estas ganas de volver a tocar juntos? ¿Fue el hecho de que vosotros grabasteis una canción para la película "Largou as botas e mergulhou no céu" de 2016?
EMERSON CALADO: Siempre tuvimos una relación muy sana. Proyectos musicales donde siempre nos hemos cruzado, nos hemos encontrado. Principalmente con este vínculo que Clayton Barros crió cuando me invitó para participar de su proyecto, Rafa también. Siempre manteníamos un contacto, teníamos un relación tranquila. Tuvimos un fin que fue algo bastante debatido y aceptado por todos. En principio, no había ningún impedimento para esto. Una de las cosas que motivó nuestra vuelta fue la organización del material fonográfico de la banda que aún no estaba disponible para que la gente pudiera tener acceso a él a través de las plataformas de streaming. Queríamos que nuestro legado, todo aquel nuestro proceso pudiera ser compartido con personas de una nueva generación. Entonces, empezamos a hablar sobre esto, de coger nuestros discos y dejarlos disponibles. Esto estimuló un dialogo muy fuerte entre nosotros sobre proyectos futuros, un disco que habíamos dejado por hacer. También hubo un encuentro de la banda en el funeral de Naná Vasconcelos, cuando todos nos quedamos muy conmovidos porque él era una especie de padrino de la banda. Esto todo estimulado por la manera de como todos siempre mantuvieron vivo el nombre de la banda, mencionándolo en publicaciones, compartiendo canciones, aunque la banda estuviera en esta pausa. La gente nos buscaba para hacer bandas sonoras de espectáculos. Vimos que Cordel do Fogo Encantado aún tenía una gran fuerza. Todo esto nos fue estimulando para el regreso, hasta que tuvimos una conversación más firme en el final de 2016, planteándonos a retomar el disco. En principio, fue solo esto. Ya que vamos a disponibilizar nuestra discografía en formato digital, podemos incluir también material nuevo ya que tenemos canciones nuevas y hay un disco que estábamos construyendo. Entonces, hicimos el disco y vimos que había una buena sintonía y surgió la propuesta para hacer una gira de lanzamiento del disco que sería por un tiempo ilimitado. Fuimos ampliando hasta que la banda realmente se reacendió. Intentamos hacer esto en sigilo, no lo divulgamos al principio, ya que la banda había prometido un disco durante 4 años y no lo había entregado al público. No sería justo, para nosotros, anunciar un retorno sin que hubiera material nuevo. Entonces, dejamos para hacer esto cuando ya estaba todo listo. Vinimos con nuevo material, videoclip y single. Una nueva fuerza.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines

F!: Pensando en todos vuestros discos desde 2001 hasta ahora, ¿puedes hablar un poco sobre la evolución de la música de la banda a lo largo de este tiempo?
EC: En Brasil estamos viviendo un problema político. Siento que las personas están un poco desistimuladas, se quejan mucho y tienen poca esperanza en el futuro. La política acaba siendo un pretexto para esto. Queremos transformar la música en una especie de acto político al arte. Entonces, viene precisamente para estimular y decir que sí, que podemos tener una fuerza y podemos tener una reacción a partir del mismo arte. El arte como algo celebrativo, algo para vivir y contemplar. El disco trae muchos mensajes positivistas en este sentido. No que haya sido algo proyectado, dialogado, pero espontáneamente, en base de la vibración que sentíamos en la época, las letras fueron siendo construidas con esta atmósfera, una atmosfera solar. Aquel sol que es el sol del equinoccio, el sol de la constelación de Ofiuco, aquel sol que trae la primavera, que florece, el sol de la vida, el sol del vibrar de los colores. En esta atmósfera, fuimos construyendo las letras y vino el tema que dimos para este disco que simboliza todo aquello que está en las letras y en nuestra intención que es el viaje al corazón del sol. El calor de la vida y el sentimiento. El sol como el calor de la vida y el viaje al corazón que es nuestra parte más intuitiva, más instintiva, artística.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines

F!: Ahora estáis de gira. ¿Cuáles son los planes para el futuro?
EC: Ya tenemos conciertos hasta 2019, incluso regresaremos en enero a Rio de Janeiro, al Circo Voador Tenemos la intención de seguir esta gira por dos años hasta que empecemos a recoger el resultado de esto y madurar el concepto de lo que será el próximo disco. No establecemos cuando será, pero ya empezamos a sentir de nuevo qué los astros empiezan a decirnos, empezamos a captar esta sintonía y empezar a desarrolarla. Existen muchos sueños siendo construidos allí. Por el momento, este disco aún está verde, es muy reciente. Las personas aún están aprendiendo las letras. Aún hay este contraste en los conciertos. Las canciones de los primeros discos son super cantadas, las actuales son observadas. Aún tenemos que trabajar mucho con este concierto, presentarlo bastante, reforzar mucho el mensaje de este disco nuevo para que podamos pensar en la construcción de algo, de un concepto nuevo. Aún estamos sob la brisa del “Viagem ao coração do sol”.



F!: Claro, hay que llevarlo al máximo de sitios posibles. Espero que algún día podéis venir a Barcelona.
EC: Basta recibir la invitación.

Cordel do Fogo Encantado, FMM Sines

Adriana
Foto: Vincent



FMM Sines 2018 - Markus & Shazad

En la música no hay distancias, solo hay viajes musicales que nos transportan. Os vamos a contar una bonita historia sobre el cantante qwalli Shahzad Santoo Khan  de la ciudad  de Lahore en Pakistán y Markus un músico de oud de Angers en Francia. La enorme distancia entre los dos países podía separarlos o simplemente no permitir que se encuentren. Pero, con las redes sociales ese encuentro ha sido posible. En junio de 2018 salió el primer álbum “Tumba” de este increíble encuentro entre la música oriental y la electro europea.  Al mismo tiempo sensual y ciber-poético, la batería sobrecargada y los teclados psicodélicos y furiosos impulsan el oud de Markus al encuentro de un paisaje armónico hipnotizante. Festivaleros! hemos encontrado en el FMM Sines 2018 a Markus y Shazad Santoo Khan que el destino ha unido en este proyecto.

FESTIVALEROS!: Shahzad, vienes de una familia de músicos qwalli. ¿Puedes hablarnos un poco sobre la música qwalli?
SHAHZAD SANTOO KHAN: Markus & Shahzad no es qwalli, es una fusión de música francesa con música tradicional de Pakistán, como sufi, canciones de amor, de entretenimiento, de tristeza. No es qwalli verdadero, es una fusión. El qwalli verdadero son músicos con tabla, dos harmoniums... Nuestra música de Markus & Shazhad somos yo, oud, teclados, máquinas y batería. Es muy diferente. Es un fusión muy bonita.

FMM Sines 2018 - Markus & Shazad

F!: ¿Cómo os habéis conocido? ¿Cómo habéis empezado a tocar juntos? Es una historia interesante.
MARKUS: La historia empezó en las redes sociales, cuando di un Me gusta a una foto y después empezamos a chatear. Luego, decimos: "Podemos hacer una canción juntos: tú en Lahore, en Pakistán y yo en Francia." Lo intentamos solo de broma, pero no es una broma porque es increíble. Grabamos un sonido muy bueno y se combinó muy bien la música. Decimos que estaba bueno y decidimos grabar una segunda canción, luego una tercera, hasta que decidimos encontrarnos en la vida real. No es lo mismo, pero es mejor.

F!: ¿Fuiste a Pakistán o Shahzad fue a Francia?
M: Primero, Shahzad vino a Francia.
SSK: ¿Sabes que fue la primera vez que tocan juntos un cantor paquistaní y un músico francés?

FMM Sines 2018 - Markus & Shazad

F!: Es muy curioso, por eso es original este encuentro.
M: Él vino para el primero concierto y después de once conciertos, todo el grupo fue a Karachi, en Pakistán. Después, Shahzad volvió varias veces y encerramos una gira en Pakistán y ahora estamos aquí en Portugal.
SSK: También estuvimos en España, Francia, Malta e Islandia.

F!: ¿Dónde tocasteis en España?
M: Tocamos en Vic en el festival de cine oriental la semana pasada.

F!: Entonces ya tocasteis en Pakistán. ¿Cómo el público de allí reaccionó a vuestra música?
SSK: Es la primera vez que se hace una fusión de un cantante de qwalli con música francesa y oud. Tuvimos una buena recepción del público. A la gente le gustaba nuestra música. Directores de festivales nos invitaban para tocar en sus festivales. El director de Alliance Française de Karachi nos invitó para su primer festival. Espero que podamos tocar en Pakistán de nuevo en marzo.

FMM Sines 2018 - Markus & Shazad

F!: Después que habéis empezado a tocar juntos, ¿cómo la forma de cantar o tocar tu instrumento ha cambiado?
SSK: Mi forma de cantar ha cambiado. Es la primera vez que hago fusión. Músico qwalli junto con músicos que no son qwalli como Markus y su grupo francés.
M: Para mí, creo que toco de una forma más orgánica, toco el oud de forma más orgánica. No estoy buscando sonidos bonitos del oud. Antes, quería tocar melodías bonitas y ahora solo quiero dar lo máximo de energía. Este es el cambio.

FMM Sines 2018 - Markus & Shazad

F!: Habéis lanzado el álbum "Tumba" en junio de este año. Súper reciente. Me habéis dicho que estábais de gira. ¿Tenéis fechas para este verano o más tarde?
M: No, estamos en el final de nuestra primera gira. Empezamos la gira en junio y seguimos en julio. En dos días vamos a tocar en el Boom Festival. Después, Shahzad regresa a Pakistán y yo vuelvo a Francia pero aún no sé la fecha. Y vamos a grabar una nueva canción para el segundo álbum.
SSK: No te hablé de mi familia, vengo de una familia de músicos de muchas generaciones, de 500 años. Mucha música. Mi tatarabuelo, mi bisabuelo, mi abuelo, mi padre, yo y ahora mis niños están aprendiendo música qwalli.


Texto: Adriana y Vincent
Foto: Vincent
Iboga 2018


Las batucadas todavía resuenan en el aire y en la cabeza varios días después del final del festival. Eso es lo que ocurre entre concierto y concierto en Iboga Summer Festival. Batucadas. Tambores en la noche.

Bueno eso y un montón de cosas más. Hay dos chicos haciendo malabares con cariocas de luz, uno es muy bueno y le da consejos al otro. Hay dos chicas haciendo equilibrios una tumbada sobre los pies de la otra. Alguien intenta hacer el pino sobre la hierba. Un grupo compite para ver quién es capaz de gritar durante más tiempo sin tomar aire. O se persiguen entre la gente jugando a un loco "tú la llevas". Hay quien salta a la comba y hay quienes simplemente se sientan "a la sombra" y charlan. Toda una enciclopedia del 'do it yourself', espíritu mismo de Iboga.

El punto en común de todos: la sonrisa Iboga. Alguno dirá: 'la sonrisa de cualquier festival'. Pero no, Iboga es diferente, un lugar especial, un mundo salvaje y libre que parece al margen de lo de fuera.

★ ¿Has visto nuestra galería de fotos? Te gustará ★


Lo llaman un "teatro mágico sólo para locos". Eso reza el cartel al entrar. Allí donde la música enloquece. Un sitio en el que la tarde se convierte en noche eclipsada y la noche da paso al día, sin que la música deje de sonar.

De todo ello se encarga una organización que está claro que se preocupa por mejorar año a año en su afán de que el visitante esté cada vez más cómodo. Se puede decir que en Iboga se preocupan más por el público que por ninguna otra cosa. Zona de comida de calidad y sitio para sentarse, mejora contínua de la acampada, pago mediante chip, mejora en los accesos, pocas o ninguna cola para pedir, vasos reciclados que alquilas, de los que si quieres te los llevas y si quieres los devuelves. Nota para otros festivales: se puede hacer, no hay problema.

Como siempre, nada es perfecto. Los baños este año no han dado la talla, al principio del tercer día muchos estaban inutilizados ya. Y la nueva ubicación de la acampada no ha gustado a todo el mundo. Por otra parte, la idea de reservar un espacio como Iboga Kids para los peques y sus familias siempre hay que aplaudirla.

Iboga 2018


En Iboga hay hierba natural (no la moqueta de moda) plantada para la ocasión en el recinto de conciertos. Es una pasada poder andar descalzo mientras escuchas a Julian Marley o Fatoumata Diawara. A ciertas horas de la noche ya tienes que tener cuidado, claro. Durante horas han estado cayendo al suelo muchas "cosas", pero aun así parte de la gente tampoco considera imprescindible llevar zapatillas. Ni camiseta. A veces ni pantalones. Puede que la potente luna llena también hiciera su papel en algunas cabecitas.

Eso sí, pocas de las cosas que caen al suelo son vasos o recipientes de comida o cualquier tipo de basura. Porque hay muchas papeleras, incluso separadas para reciclaje y muchos contenedores. Y además en Iboga la mayoría de la gente tiene esas cosas en cuenta.

Musicalmente este año ha tenido pros y contras. Por un lado la calidad es indiscutible. Las bandas principales han sido una barbaridad. Muy buenas. Pero claro, no cualquier tipo de música pega a cualquier hora y quizá hemos echado en falta algo de "punch" en los momentos clave. Y algo más de música enloquecida. Hubo momentos casi rave a las 8 de la tarde y luego momentos muy tranquilos a las 11 o 12 de la noche. Club des Belugas el jueves, por ejemplo, elegantes y sofisticados, pero en hora punta nos dejaron algo fríos. Algo parecido ocurrió el viernes con Kitty, Daisy y Lewis. Los tres jóvenes hermanos multi-instrumentistas que dominan el country, el rockabilly, el soul, lo que les eches. Unos pequeños genios a los que quizá les falta ese algo más, indefinible.

The Skatalites tuvieron algún problema para llegar a su hora y los horarios del sábado se vieron alterados. Y las 3 de la mañana pues tampoco parecen hora para un ska tan clásico y pausado.

Tenía muchas ganas de ver a Fatoumata Diawara. La costamarfileña te conquista nada más mirarte con esos ojillos pequeños y esa sonrisa que no le cabe en la cara. Te conecta con África, tanto por la música, la voz y los ritmos que te llevan más allá del gran desierto, como por la manera de hablar y de explicar las cosas. Reivindicar de una manera muy africana. En un continente lleno de estereotipos, el mensaje de los que pueden acceder a un micro parece tener un enfoque siempre parecido: hay que conocer África, hay mucho arte, mucho talento, pasan muchas cosas malas pero también muchas cosas buenas, se va avanzando poco a poco y quizá la música sea uno de los vehículos clave.

Iboga 2018


Y Julian Marley, el más Bob de los Marley actuales, heredero musical de su padre, empezó muy bien, muy reggae, con mucho flow que se contagiaba pero se fue diluyendo hasta que desapareció, literalmente, a los 45-50 minutos de un concierto en frasco pequeño.

Por otra parte, los digamos secundarios mantuvieron los ánimos arriba. Por un lado descubrimos y destacamos a The Correspondents. Un DJ y un Mc que rapea, canta, baila, danza y se gana al público de la manera más natural. Una fuerza de la naturaleza metida en un cuerpo de un casi arácnido dibujo animado. Otros que se ganaron a la gente en el abarrotado recinto fueron Soviet Supreme con su mezcla de música balkan, rusa, electrónica y la puesta en escena que tendrían Defcondos si fueran franceses y bolcheviques. Y uno de los mejores conciertos del festival fue el de unos Eskorzo que lo tienen todo para petarlo, ritmo, letras, actitud, bailoteo, mezcla y puesta en escena. Acabar tocando los vientos y cantando encima del público siempre es un gran final para un gran concierto.

Está claro que Russkaja y la Trocamba Matanusca tienen al público en el bolsillo, son conocidos y queridos. Nunca fallan. Balkan Bomba (con antiguos integrantes de Fatty Farmers) también parecían una apuesta segura en cuanto a fiesta y buen rollo, aunque nos pareció que deben refinar un tanto la propuesta porque sonó todo un bastante embarullado.

Para actitud, la de unos Lucky Chops, que el sábado - ya domingo - después de los referidos retrasos empezaron su concierto a las 7am. Sin saber muy bien si era por la mañana o por la tarde, el sol de justicia fue colocando gafas oscuras en cada cara que tocaba y los de New York iban desgranando temas instrumentales con sus cinco vientos flipando ellos mismos con la gente que había, las montañas, el amanecer y la luna que aún rondaba por el cielo.

Iboga 2018


También hubo momentos para que el ritmo se pusiera duro, los balkan-beats de Caravan Disco, el drum'n'bass de la Phaze, el jungle desbarrado de General Levy, el gitaneo de La Caravane Passe, La Petite Fumeé que hacen honor a su nombre mezclando guitarra española con didjeridoos y electrónica, muy locos y originales estos franceses; Taiwan MC sobre los ritmos elegantes de Chinese Man, o el balkan puro, pinchado y sin cortar de Hapu & Soj.

Iboga 2018El final de la crónica no puede terminar en otro sitio que donde terminan las noches y empiezan los días de Iboga. La Carpa. Ese lugar surgido de una ensoñación al amanecer, sol y sombra para seguir bailando, para seguir charrando, para no parar. Una prueba de resistencia para locos, acelerados o pausados, siempre riendo. Los DJs no han sido nada del otro mundo, hemos echado de menos a María Türme. Pero la carpa tiene vida propia al margen. Allí puede pasar que alguien se esté duchando con el agua que sale de la trompa de un elefante. Las pistolas de agua afloran. Puede ocurrir que dos cuerdas sean lo único necesario para fabricar un columpio volador, al que ya sea de pie o sobre una silla, se van subiendo locos voladores, que bailan mirando al cielo o a ninguna parte. O puede ocurrir que, aún hoy, alguien siga durmiendo sobre la hierba de una parcela en Tavernes, mientras la carpa se haya desvanecido hasta el año que viene.

Carpa Diem, que nos quiten lo bailao. Un abrazo, gentes de Iboga. Oooopa!

kboy



Iboga 2018 Iboga 2018

Iboga 2018 Iboga 2018


FMM sines 2018

Los Altos del Golán son un territorio sirio ocupado por Israel desde 1967. Allí sus habitantes tienen muchas limitaciones de movimientos, no son israelíes, no tienen ciudadanía, ni pasaporte, solo un Laissez Passer.

Altos de Golán

En el pueblo de Majdal Shams en el Golán, donde viven 20.000 personas, nacieron los hermanos Hasan y Rami de la familia Nakhleh de músicos que desde niños aprendieron la música árabe clásica. Juntos fundaron el grupo Tootard y de esta situación muy complicada han decidido no resignarse y cantarla a través de su último álbum “Laisser Passer”, un viaje sutil entre el desert blues, el melodic psych-rock y el reggae con modalidades clásicas árabes.

El resultado es muy fresco y representa esta nueva generación de músicos con muchas influencias y mucha generosidad. De gira por Europa, los encontramos antes de su concierto para charlar de su sorprendente historia.

FESTIVALEROS!: ¿Puedes presentar tu formación? 
HASAN NAKHLEH: Mi banda se llama Tootard que significa fresas en árabe. Crecimos en los Altos del Golán. Mi hermano Rami y yo tocamos música árabe, clásica y tradicional desde niños con nuestra familia. Mi padre toca música clásica árabe en el oud.

FMM Sines 2018 - Tootard

F!: ¿También tocas el violín? 
HN: Sí, el violín árabe y también oud. Mi hermano Rami está más en los ritmos percusiones y cosas asi. Tocábamos juntos varios instrumentos y más tarde decidimos formar una banda con él en la batería y yo en la guitarra. Luego, el estilo ha cambiado con el tiempo, hemos sacado nuestro último álbum en 2017 llamado “Laisser-passer”. El primer álbum “Nuri  Andaburi“ salió en 2011 y tiene más influencias del reggae árabe. Originalmente Nuri Andaburi es lo que decimos para personas que suelen estar viajando, en el estilo gitano, que no tienen un lugar y están viajando todo el tiempo y haciendo música, teatro, arte. Más tarde, empezaron a usar esto para decir que una persona va vestida de cualquier manera, que no está elegante, un viajante errante. Nos sentíamos un poco así en 2011, cuando teníamos unos 20 años, nuri andaburi, viajando, tocando música y durmiendo en cualquier sitio. Por eso, es un buen nombre para nuestro álbum. El disco “Laisser-passer” salió en el sello de disco Glitterbeats. Es nuestro primer lanzamiento internacional. Las influencias de este álbum son rock psicodélico, música africana y árabe. Ya estamos trabajando en el tercer disco que saldrá en la primavera de 2019. Ahora mismo estamos intentando tocar lo máximo posible en Europa.

F!: Venís del pueblo de Majdal Shams en los Altos del Golán. ¿Puedes hablarnos de la escena musical ahí? 
HN: Es una zona muy pequeña, donde viven 20.000 personas en algunos pueblos. No pasa mucha cosa. Está siempre considerada una zona pequeña, pero hay muchos artistas visuales y también músicos viviendo ahí. La zona está entre Jordania, Siria, Israel y Líbano. Estamos en un rincón y realmente no podemos movernos mucho. Para la escena local y los músicos es muy aislado. Cuando quisimos tocar fuera, empezamos por ir a Palestina  porque ahí podemos viajar y ser parte de la escena local. Entonces eso es nuestra escena, donde hemos crecido, nuestra escena es el territorio donde tenemos permiso para viajar y tocar. Es muy limitado porque también Palestina es muy pequeña. Desde esta situación decidimos viajar, fue nuestro objetivo estar en una escena musical más amplia con más posibilidades.

FMM Sines 2018 - Tootard


F!: En 2017, en Ramallah encontrasteis el sello Glitterbeat, que decidió publicar vuestro álbum “Laisser passer”. ¿Qué ha cambiado desde entonces? 
HN: En abril hay un evento que se llama Palestine Expo. Hicimos un showcase donde estuvieron artistas, medias, profesionales y ejecutivos de Europa. Fue ahí donde encontramos a gente de Londres que nos acercó a Glitterbeat. Hicimos muchas conexiones y eso nos ayudó mucho para entrar en Europa. Lo que necesitábamos ocurrió.  Estamos muy contentos con Glitterbeat, están haciendo un muy buen trabajo y presentando el disco en varios lugares especialmente en Europa. Ahora estamos viajando por Europa, estamos en una agencia de booking y tocamos bastante. Estamos muy felices. Lo que sí es complicado es el día a día por temas administrativos con los visados. Estamos luchando para que eso se solucione, pero es difícil. Lo que nos motiva es que recibimos muchas ofertas para tocar y notamos que hay un interés por nuestro trabajo.

F!: Con vuestra condición apátrida, ¿qué dificultades tuvisteis para llevar vuestra música a otras partes del mundo? 
HN: Es nuestro gran problema ahora mismo. No tenemos problemas para conseguir bolos, pero sí que es muy complicado obtener visados. Es tiempo, mucho dinero y tenemos que hacerlo con mucha antelación. Es mucha presión. Imagínate, tenemos ofertas de conciertos pero no podemos ir. Tenemos que prever todo con muchísima antelación, desde Tel Aviv. Hemos perdido muchas ofertas por esto. Pasa muchas veces que tenemos que viajar y no tenemos tiempo para hacer el visado. Con nuestro “Laisser Passer” que es nuestro documento para viajar, hay que tener mucha paciencia. Ahora que estamos de gira  para el verano es difícil tener todos los papeles a tiempo.

FMM Sines 2018 - Tootard

F!: ¿No tenéis passaportes? 
HN: No, solo el documento para viajar llamado “Laisser passer”, no tenemos nacionalidad. Nuestro nacionalidad es indefinida, ni tenemos pasaportes israelíes. Por eso es tan complicado viajar. También no podemos votar, solo podemos vivir y trabajar en nuestra zona.  En los aeropuertos la policía mira dos veces nuestra documentación y llama a sus colegas si es la primera vez que lo ven. Hemos conseguido visados para 6 meses en Europa lo que nos permite tocar, pero para Inglaterra es muy complicado. En la embajada de Tel Aviv conocemos a todos porque vamos muy a menudo. Somos amigos y ellos incluso tienen nuestros discos.

FMM Sines 2018 - Tootard

F!: Habéis viajado por muchos países en la gira, ¿habéis descubierto últimamente bandas que os hayáis gustado? 
HN: Siempre llegan nuevos sonidos, pasa muchas veces que descubrimos nueva música. En nuestro concierto anterior, cuando estuvimos en Sion, Suiza, compartimos escenario con Ammar 808. Fue la primera vez que los vimos tocar y fue un súper directo. Tocan sonidos de África del Norte con electrónica. En Sines hay muchas bandas con las cuales hemos compartido escenario que están aquí presentes, y está super bien para conocerse mejor. En el FMM Sines recomiendo Yasmine Hamdan, Alsarah & the Nubatones y mucho más que quiero ver.

FMM Sines 2018 - Tootard

F!: ¿Qué estáis escuchando últimamente? (Su hermano Rami llega) 
RAMI NAKHLEH: Escuchamos mucha música. Escucho mucho hip hop, jazz y soul de EEUU. Ahora escucho mucho a Robert Glasper de Texas. Hay todo una nueva comunidad de nu-jazz neo soul  hip hop americano que me llama mucho la atención. También escuchamos los dos mucha música de África del Norte como Tinariwen, Bombino, Mdou Moctar, Imarhan. Hemos crecido con música árabe clásica y seguimos escuchándola. Y últimamente también electrónica. Todo esto nos influencia a la hora de escribir nuestra propia música.
HN: Mi hermano toca mucho jazz en la batería e intentamos introducir elementos en nuestro futuro disco.



Adriana y Vincent 
Foto: Vincent