Cosas que contamos


Altas eran las expectativas que había por ver como los fanáticos del West Ham United de Booze & Glory se desenvolverían encima del escenario con su última formación. Si por algo se ha caracterizado esta banda, es por los diferentes cambios que ha habido en la formación en sus
10 años de historia. Con un cuarteto asentado desde hace dos años ya, con Mark a las voces y composición, Kahan como guitarra solista, Chema Zurita al bajo y Frank Pellegrino a la batería. A pesar de que vivan en países diferentes y que cada uno beba de estilos muy diversos, han sabido hacer de lo que era a priori un hándicap, una virtud. Esa fuente de estilos tan variados ha servido para dar a luz una autentica obra de arte que es el reciente disco “Hurricane” que venían a presentar a nuestro país, y más concretamente en nuestro caso, a la sala Caracol.

Acompañando a estos obreros del rocanrol aparecían en el cartel los polacos The Analogs, a los cuales no pudimos ver por lo temprano de su actuación y los romanos de Giuda, que sí tuvimos la oportunidad de disfrutarlos. Y digo disfrutarlos, porque me sorprendieron para bien. Quizás
hubiesen pegado más en un cartel más “garagero” o si me permiten la licencia, tocando en un bar con música en vivo para generar ambiente. Los primeros acordes de la actuación recordaron a los mismísimos Led Zeppelin, con esos aires de hard rock clásico pero que siempre apetece escuchar por la elegancia y pureza de sus composiciones. Una buena actuación, que sirvió como antesala para animar el ambiente antes de la actuación de los londinenses.

A las 22.30 y bajo un manto de pompas de jabón, que tan famosas se han hecho en el estadio del equipo de sus amores, el West Ham, saltaban a la palestra los británicos. Lo primero que nos llamó la atención fue la incursión de un teclista entre la formación, algo que nos hacía presagiar que iban a caer en el setlist muchas canciones de su último disco “Hurricane”, en el cual el piano ha tenido una influencia importante en la composición. Tras una breve intro y sin más miramientos Mark soltaba una auténtica declaración de intenciones con un “Cause we got notthing else to do..” y ponía a alborotar al personal con uno de sus mayores himnos, London Skinhead Crew. ¡Toma ya! Primera canción, y los chicos ya estaban haciendo de las suyas. Jóvenes de estética skin, comenzaban a mostrar sus botas y tirantes como símbolo de autoridad y diversión ante lo que estaban escuchando sus oídos. Primera canción, primer pogo. Eso se llama saber incendiar al personal.



Estábamos todavía recuperando el aliento del primer bloque de canciones, cuando de repente la batería de Fran comienza a taladrar nuestras cabezas, con el primer trallazo de su disco nuevo, 'Never Again'. Si en el disco ya me pareció un auténtico torbellino, en directo es un tsunami. Los litros de cerveza comenzaron a volar, más de uno se estrelló literalmente contra la mesa del merchán, ya se empezaban a ver a los primeros valientes sin camiseta mostrando su autoridad con mirada desafiante. Vamos, que el ambiente que se respiraba allí era el de una olla a presión a punto de explotar. Ejemplo claro de la capacidad de la música para transmitir emociones.

Haré un apunte. Me merecen mis respetos esas bandas que saben perfectamente jugar con el timing de un concierto. Cuando hay que tomar aire se toma, y cuando hay que volver a avivar las ascuas, se avivan. Chapeau por ellos! El siguiente bloque de la noche continuó combinando canciones del último disco con otras del nuevo sin apenas respiro, salvo en algún tema que hicieron algún inciso para agradecer a todo aquel que se había acercado allí para poder disfrutar de su directo, aprovechando que el bajista es de habla hispana.

Durante este inpass, también quisieron saber cuántos de los asistentes en la sala habían estado hace 2 años viéndoles cuando estuvieron en el Gruta 77. Sorprendentemente, muchas manos se alzaron sobre las cabezas de la caracol. Así que podemos decir que su música llega aquí y muchos son los fans con los que cuentan en nuestro país, a pesar de tratarse de un género algo extremo y minoritario el que hacen. No todo en la vida va a ser trap.



Y si hablábamos de torbellino con “Never Again”, que diremos de “Live it up”. Para mí sin duda, la mejor canción del último disco. La vena hardcoreta de su batería se nota en esta canción. Una apisonadora pasó por encima de nosotros después de haber escuchado esta obra maestra. Estábamos llegando a la recta final, cuando comenzó a sonar una de las canciones que seguro más ha marcado a los seguidores de la banda “Blood from a Stone”. Esta canción que hacen los londinenses lo tiene todo. Ritmo, mensaje, composición. Menudo broche para cerrar. Tras irse del escenario durante un periodo breve de tiempo y mientras el respetable coreaba “one more song”, los británicos volvían a empuñar los instrumentos para terminar de poner la guinda a una actuación que estaba siendo maravillosa.

Cuando Mark pregunto a la multitud a cuántos de los que estábamos allí nos gustaba el fútbol, ya nos podíamos imaginar por donde irían los tiros. La Caracol se transformó por un momento, para convertirse en un fondo de un campo de fútbol. Las gargantas de los hooligans que allí se
encontraban, comenzaban a corear “3 points”. Ese himno futbolero que han incluido en su último disco y que les viene como anillo al dedo. Para el encore final se dejaron dos bombas. La versión de Elton John que magistralmente han sabido llevar a su terreno el combo británico “I'm still standing”. La canción en su día sirvió a Elton John para revelarse contra la represión homofóbica de la televisión británica y americana después de que censuraran su video “Elton´s song”. Y para finalizar la velada, posiblemente uno de los temas más pegadizos y coreables que tienen, “Only Fools Get Caugh”.

Gran noche la vivida con el huracán londinense, que no dejó nada en pie tras arrasar con todo lo que se les puso por delante. Esperemos que no vuelvan a tardar dos años en volver, porque desde luego, publico tienen y muy fiel. ¡Larga vida al oi!

Saltimpunki

No Konforme en Copernico

Noche gélida caía sobre Madrid, pero eso al respetable pareció no importarle. Largas colas se aglutinaban en Copérnico para esperar la apertura de puertas para el concierto fin de gira de No Konforme. En la fiesta de despedida de Mago, se les unirían a la fiesta los barceloneses Búhos y las madrileñas La Jarana.

Con el cartel de no hay billetes ,supongo que se deberá a motivos de seguridad pero visto desde dentro la sala no presentaba un estado de aforo completo, el ambiente que se respiraba era el de una noche especial. Una sala abarrotada y que ya por segundo año consecutivo se le quedó pequeña a No Konforme. Seguro que el próximo objetivo de los madrileños será dar el salto a salas de mayor aforo. Como decía noche especial por doble motivo; el fin de gira y la despedida de su batería Mago, que decía adiós y decidía bajarse del barco pirata.

Entramos a la sala con el cambio de Búhos, así que nos apuntamos a La Jarana en el debe nuestro. Lo primero que nos llamó la atención de Búhos es su escenografía. Como con una escenografía aparentemente sencilla (llevaban unos fluorescentes dispuestos de manera oblicua a diferentes niveles de profundidad, que se iluminaban al ritmo de la música) puedes generar un clima más íntimo o alegre en función de necesidad. Si hablamos del ambiente, su rock catalán acompañado de vientos hizo las delicias de los más jóvenes. Nos llamó la atención la juventud de sus seguidores y el hecho de que corearan todas sus canciones.

Búhos en Copernico


Puramente hablando de lo musical, he de decir que la actuación de Búhos a mí no me terminó de convencer. Y no digo esto porque no sonase bien la banda, sino porque el sonido me parecía un pelín artificial. No termino de entender a aquellas bandas que llevan un portátil conectado a la batería con objeto de amplificarla o de meter todo tipo de secuencias y efectos.

En mi opinión, como el sonido de una batería natural no hay nada. Para gustos, los colores. En definitiva, un concierto alegre de los catalanes que sirvió de aperitivo para abrir fuego. Con un poco de retraso sobre el horario previsto, nos sorprendió la duración de la actuación de búhos, saltaban al escenario de la Copérnico los vallecanos de No Konforme. Mira que siempre que los he visto han sonado bien, pues bien, siempre hay una primera vez para todo en esta vida. El sonido en las primeras canciones, no fue bueno. Sonaba como falto de intensidad, un pelín vacío.

Afortunadamente, esto mejoró con el paso del show de los madrileños. Otro de los detalles de su actuación que me llamó la atención fue la diferencia de comportamiento de Sergio, Luis y Bauer cuando están los vientos sobre el escenario, a cuando ellos no están. Parece que la adrenalina que desprenden sus vientos, les contagian y hacen que ellos se muevan más sobre el escenario a diferencia de las canciones en las que están los 4 solos.

No Konforme en Copernico


Detalles aparte, el momento emotivo de la noche, vino, cuando a mitad de concierto, los integrantes de No Konforme abandonaron el escenario, para dejarle el micro a Mago y decir unas palabras. Mago, visiblemente emocionado agradeció enormemente la acogida que había dado el público a la banda siempre, y dio gracias especiales a sus compañeros de aventura, así como a su familia que había venido de Vitoria a darle ese último aliento. Este inpass, sirvió también para que sus compañeros le regalasen un cuadro con fotos de todos estos años, así como para servir de presentación del nuevo miembro de la banda que le sustituirá a partir de ahora. Nada más y nada menos, que Ivan Huevo. Ha sido batería de Ska-p y profesor de mago en sus aprendizajes. Sin lugar a dudas, un gran fichaje.

Una vez recompuestos de este parón, los madrileños salieron otra vez para comenzar con “Dicen”, y devolver la alegría al ambiente. En la parte final del show, quisieron hacer un alegato a la lucha de las mujeres, invitando a bailar sobre el escenario mientras tocaban “Susana ekadenzia”, a todas aquellas mujeres que lo quisieran.

En resumen, una noche muy emotiva que sirvió para decirle hasta pronto a Mago y para confirmar a No Konforme como una realidad, más que una promesa.

Saltimpunki

No Konforme en Copernico

No Konforme en Copernico

No Konforme en Copernico
Pongo, Womad Canaria 2019

La 21ª edición del Womad Canaria-Las Palmas de Gran Canaria ha sido exitosa y con una participación masiva del público en todas las propuestas, conciertos y actividades desde el jueves hasta el domingo.

Según la directora del Festival, Dania Dévora, Womad Canaria-Las Palmas de Gran Canaria ha crecido en esta edición, se ha hecho más grande en programación, en colaboraciones institucionales y de entidades sociales y en participación del público.


Entre la programación musical diversificada y de gran calidad, destacamos los siguientes conciertos que nos llamaron más la atención.

Pat Thomas acompañando de la Kwashibu Area Band llegó desde Ghana con su highlife y nos presentó algunas canciones de su nuevo álbum "Obiaa". Cerraron la primera noche del festival tocando sus clásicos y el público bailó intensamente bajo la lluvia.

Pat Thomas & Kwashibu Area Band, highlife, Womad Canaria 2019

Volvimos a cruzar con Sofiane Saidi & Mazalda y podríamos seguir disfrutando de su directo muchas veces más sin cansarnos. Desde Argelia y Francia cautivaron el público con su raï fusionado con rock, electrónica, dabke y mucha energía.

Sofiane Saidi & Mazalda, Womad Canaria 2019

Sentada en su silla, la brasileña Dona Onete no paraba de menearse mientras cantaba ritmos originarios de la Amazonia. Desde la primera canción conquistó al público, que bailó enérgicamente su carimbó y bangué con influencia de ritmos africanos y caribeños. La preferida del festival para muchos. En breve publicaremos la entrevista que hicimos con ella algunas horas antes de su concierto.

Dona Onete, Womad Canaria 2019

Trans Kabar traen su trans maloya, versión electrificada de los ritos místicos de la Isla de la Reunión. Jean-Didier Horeau, sobrino del gran Danyèl Waro y líder de una formación, canta en criollo, malgache y comorano y toca la kayamba de forma hipnótica.

Trans Kabar, Womad Canaria 2019

Hasta ahora, Hanggai ha hecho más de 500 conciertos a lo largo de sus 15 años de carretera. Sus músicos de Mongolia y Kokonuur tocaron una variedad de instrumentos tradicionales junto con guitarras eléctricas y batería, destilando música tradicional de Mongolia fusionada con rock. Todo un show.

Hanggai, Womad Canaria 2019

Desde la primera canción, la angolana Pongo demostró que nos regalaría un potente directo, no parando de bailar y saltar mientras cantaba. Era impresionante su energía que incendió el público con sus temas propios y finalizó con "Kalemba (wengue wengue)", recordando sus tiempos con Buraka Som Sistema.


Pongo, Womad Canaria 2019

Volvemos a encontrar con los holandeses y turcos de Altin Gün que trajeron su nueva lectura del Anatolian rock y el folk turco, con toques funk y electrónico. Nos alegra saber que su nuevo "Gece" está nominado al Grammy de mejor álbum de world music. En breve publicaremos la entrevista que hicimos con la cantante Merve Dasdemir.

Altin Gün, Womad Canaria 2019

No podemos dejar de mencionar a Birkins, Lajalada y Dj Sonido Tupinamba. Los canarios Birkins vinieron acompañados de Álvaro Suite, guitarrista de Bunbury, en aquella ocasión como cantante paseando por la chanson française, rock, psicodelia y homenaje a David Bowie.

La cantante y compositora canaria Belén Álvarez da forma a su nuevo proyecto, Lajalada, tras su capítulo como Bel Bee Bee. Lajalada trae composiciones más reflexivas escritas en inglés y en español, tocando y ejecutando sonoridades electrónicas con los instrumentos más acústicos y con el mínimo de enchufes posibles.

Dj Sonido Tupinamba (alter ego de Julia González) cerró con llave de oro la noche de viernes con el público bailando a sus ritmos tropicales con grooves disco, funk y house, que podría haber seguido por 2 horas más. En Barcelona, es fundadora de la fiesta Poly-Rythmo Club y dj residente de la Glove Party

Además del viaje musical, el público pudo disfrutar de decenas de actividades paralelas como ciclo de cine, talleres, astronomía, comidas del mundo, artesanía, poesía, exposiciones... Destacamos la suelta de tortugas tras su recuperación en la playa de Las Canteras, como uno de los momentos más emotivos del festival.

Al leer el Manifiesto Womad, Nayra Marrero - portavoz de Red Feminista de Gran Canaria y activista del colectivo LGTB Gamá - dijó : "A WOMAD le inspiran valores y compromisos de concordia y tolerancia entre los pueblos, de defensa del medio ambiente y de los derechos de las mujeres y los hombres del mundo."

¡Nos vemos en 2020!

Aquí puedes ver nuestra Galería de Fotos ★

El público disfrutando a tope con Pongo

Adriana


Así vivimos cuatro intensos días en Womad Gran Canaria-Las Palmas de Gran Canaria 2019 con la presencia de 32 artistas de 4 continentes. Todo un lujo poder participar de este festival intercultural que ya está más que consolidado en Las Palmas de Gran Canaria hace 21 ediciones. ¡Nos vemos el año que viene!