Los que ya os habéis sentido atraídos por el programa y la aventura que supone el Festival Les Déferlantes, os habréis percatado de la presencia, en lo más alto del cartel y en letras bien grandes, de una banda llamada Indochine. Tal vez aún no lo sepáis pero, los que os acerquéis en Julio hasta Argelès sur mer, vais a ver a una de las bandas más legendarias de la historia de la música francesa.

De todos los candidatos que habían contestado al anuncio de Les Espions en la revista Rock & Folk, Nicolas Sirkis y Dominique Nicolas fueron los elegidos para ocupar los puestos de cantante y de bajista. Enseguida surgió una fuerte amistad entre los dos novatos y en unas pocas semanas ya tenían claro  que su futuro no iba a pasar por Les Espions porque iban a aliarse y formar un grupo definitivo. Así nació, en mayo de 1981, Indochine, una banda que iba a convertirse en una de las instituciones musicales del fin de siglo en Francia.


Su primer concierto llegó en septiembre de ese mismo año, en la sala parisina Le Rose Bombon. Desde ese momento, su recorrido ha sido constante hasta el día de hoy, con algunas pausas necesarias pero sin largos parones, a pesar de golpes tan duros como el abandono en 1994 de Dominique Nicolas, guitarrista y compositor del grueso del repertorio de la época, o la muerte de Stephane Sirkis, guitarrista, teclista y hermano gemelo del líder del grupo, en 1999. A lo largo de su historia, se han permitido rizar unos cuantos rizos, como colaborar con el monstruo Serge Gainsbourg o intentar introducirse, con éxito, en el mercado de Latinoamérica distribuyéndose en Perú a mediados de los 80, o tocar en la Ópera de Hanoi con la Orquesta Filarmónica vietnamita en 2006.

En los más de treinta años de vida del grupo, varios artistas se han sucedido en torno a la figura central de Nicolas Sirkis, el único miembro fundacional que se ha mantenido en el proyecto sin interrupción hasta nuestros días.
Él mismo ha explicado en algunas ocasiones que la banda ha pasado por varias etapas en las que ha renacido una y otra vez como si se tratara de un nuevo grupo y eso les ha permitido instalarse en una espontaneidad que les ha servido para atraer, cada vez, un público diferente. Lo cierto es que, por el camino, él y sus colegas han ido dejando un interesante rastro con una docena de álbums que conforman un compendio histórico de la new wave y el pop sintético. Y es que Indochine siempre ha estado ahí, a ritmo de crucero, sacando un disco cada dos o tres años. Pasearse por los temas de Le Peril Jaune (1983), Le Baiser (1990) Paradize (2002) o La Republique de Meteors (2009) es dar un repaso a muchas de las canciones más escuchadas en Francia en las últimas tres décadas. En ellos se encontrarán como pez en el agua los amantes de The Cure, Muse o Mecano y, en general, todos los ochenteros de corazón. De su extensa discografía, cada uno os podrá citar sus piezas favoritas, entre las nuestras se encuentran las míticas Trois nuits par semaine y Tes Yeux Noirs, del álbum 3 (1985), o entre las mas recientes, el himno J'ai demandé à la Lune y este College Boy (2013) cuyo polémico clip os dejamos disfrutar a continuación, a la espera de verlos en escena entre el  7 y el 9 de Julio en Les Déferlantes d'Argèles-sur-mer.

Dr. J


Video: Clip oficial de College boy by Indochine

Gracias por compartir:

Comenta por favor!

Hay 0 comentarios hasta ahora. Añade algo ;)